Me hicieron un trabajo

Escuché esa frase poco, no recuerdo donde. Creo que la señora que me colabora con los quehaceres (detesto la palabra “empleada”). ¡Me hicieron un trabajo! Trabajo como sinónimo de “daño”, brujería.

Seamos algo simplistas para comprender este tema. Las personas o somos creyentes o somos ateas. Enfoquemos el asunto desde estas dos perspectivas:

Creyente:

Si nos enseñan en la escuela que Dios es Todopoderoso, ¿por qué habría de tener miedo a la maldad humana? Si Dios es tan Todopoderoso, simplemente con encomendarse a Él nos garantizamos evitar estos “trabajos”, seremos impermeables a todo intento de daño.

Ateo:

No siendo atea, se me dificulta un poco exponer este punto de vista. Agradezco me corrijan en los comentarios. Según mi equivocado modo de ver las cosas, un ateo cree solo en lo físicamente evidente, y comprobable de modo científico. Siendo asi, cómo es posible creer que algo pueda influir en la vida de alguien sin métodos conocidos o verificables.

Sin embargo, hay quienes creen en esos “trabajos”. Incluso, hay todo un merchandising tras de estos asuntos, tiendas esotéricas (nada que ver conmigo), brujos que hablan en radios, televisión, revistas. Charlatanes que se aprovechan de la ingenuidad de las personas que creen. Y no siempre son personas de poca educación y cultura. He conocido casos de personas de alto nivel social con creencias en “trabajos y envidias”.

Cómo saber que te hicieron un “trabajo”

Aquí viene lo bueno. Cuando no se puede explicar algo, se lo atribuye a la brujería.

Me botaron del trabajo, yo era muy buena empleada, hacía todas mis funciones con eficiencia, nunca llegaba tarde, era honesta y comedida. Pero un día mi jefa me empezó a poner mala cara. De un día para el otro me botaron. Mi marido me dejó y me ha salido una bolita en el seno derecho que me quema y …”

Así podemos seguir hasta el infinito. Todos los males del mundo son culpa del “trabajo” del que fue víctima esta pobre mujer. En su cabeza no cabe la idea de reducción del personal. La mala cara de la jefa puede ser mera coincidencia. Una mujer de pronto desempleada, pudo haber hastiado a su marido, razón por la cual la dejó. Y en todo este alboroto, nunca se hizo una mamografía, con la cual habría detectado ese quiste mamario antes de que se convierta en “bolita que quema”.

Todo tiene una lógica. Excepto estos “trabajos”.

¿Cómo se hace un “trabajo”?

Ser víctima es muy sencillo. Todos somos vulnerables y proclives a estos embrujos. Por ello, vender talismanes y amuletos es buen negocio. Sin embargo, a veces hay trabajos tan “letales”, que pueden sobrepasar la protección de dichos amuletos.

  • Tierra de muerto. (¿No se supone que un camposanto es santo? ¿Por qué esa tierra es considerada maldita? Yo tengo entendido que incluso esa tierra es muy fertil.)
  • Con una foto. (Ahora con esto de compartir fotos por Internet, es posible que te hagan un “trabajo” online).
  • Con tu nombre completo. Si no hay fotos, el nombre basta. Esto asusta más que la escopolamina.

No entiendo cómo hay personas en pleno siglo XX que aun crean en esto. Ahora que recuerdo, estamos en el siglo XXI, más increible aún. Sin embargo, la maldad humana es real, hay gente envidiosa y picada del éxito ajeno, que harían lo imposible por clavar alfileres en la foto de sus enemigos para verlos enfermar.

¿Cómo evitar que te hagan un “trabajo”?

Puede que todo lo que haya escrito hasta el momento sea “bullshit” y deba tragarme mis palabras ante la evidencia de una muñeca vudú con mi rostro cuya panza ha sido incrustada con alfileres que me provocan un dolor agudo en el estómago. No ha sucedido todavía, no creo merecer el odio de nadie, no creo que nadie se tome el trabajo de hacerme un “trabajo”. Pero, por si acaso le desearé buena suerte a mis enemigos (si es que los tuviere), que sus vidas tomen un rumbo positivo, que les vaya bonito para que dejen cualquier sentimiento negativo que nuble sus vidas. Les envío las mejores vibras llenas de paz y armonía. El amor vence toda maldad. Por si las moscas, rezaré por todos los que me desean lo peor. Yo les deseo felicidad. En la vida de una persona feliz, el odio no tiene cabida.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Bueno yo soy ateo, y en base a la ciencia, y demostraciones científicas, se rige mi manera de pensar y de ver las cosas en este mundo, así que para mi no hay Dios y si no hay Dios tampoco lo negativo a Dios (Demonio, Satanás, Don Sata, Belcebú, Lucifer) o como lo quieran llamar, y si esas no entidades no existen entonces no pueden existir lo que dice Pitonizza “trabajitos”. Y al igual que Pitonizza yo también me pregunto como es que las personas creen en estás cosas???. Y siempre he concluido en que el pensamiento latino está lleno de tabúes, y la idiosincrasia ecuatoriana no está exenta de esto. Con esto no quiero decir que todos piensan de esta manera o que debes ser ateo para darte cuenta de esto, tan solo es un fenómeno que he tratado de explicármelo pero siempre llego a la misma respuesta.

  2. Primera vez que oigo la expresión “me hicieron un trabajo”, acá no se usa así, se dice algo como “ya me malearon” ja ja ja. O me pasò el mal de ojo y me hicieron el espanto… la verdad no sé. En mi casa mis dos papacitos son médicos y desde niña escuchaba censurar ese tipo de creencias, para los doctores sólo existe lo mèdicamente comprobable.

    En este punto creo que muchas de estas manifestaciones son propias de nuestra cultura, las famosas limpias, el huevo, la ortiga… quizá el trasfondo se encuentra en las creencias en campos energèticos y cosas así, que no son del todo incompatibles con el discurso científico… la energía, aunque no sea visible como los objetos, està ahí y nadie lo discute.

    Pero definitivamente no creo que un ritual del tipo que sea tenga, por sì mismo, poder para cambiarle el destino a nadie. Otra cosa son las consecuencias indirectas de odiar a un individuo y andar por ahí pendiente de su vida y de sus pasos.

  3. Yo no creo en la brujeria, ni en Dios (bueno no se que creer), pero definitivamente en eso de que “te hacen trabajos no”, por donde lo veas, es estupido creer en algo como eso, por el simple hecho de que los humanos no tienen la suficiente fuerza mental o “fantastica” para hacer daño.

  4. Los trabajitos o brujeria están estrechamente relacionada al concepto de Demonio, demonio por antagonismo nos hace referencia a Dios y esto a la religión. Partiendo de logica esto sería: Creencia en brujeria, creencia en el demonio y Dios. La ausencia de creencia o demostración científica de estos “trabajitos” no significa ateismo, me parece que la incapacidad de demostración científica de un “philister” es lo que lleva al mismo sujeto, que cree superar la media de inteligencia a denominarse ateo.
    El pensamiento racional, tan usado por ciertos trops, para definir un pensamiento contemporáneo y alejado de percepciones ajenas a su intelecto me parece por demás retrógrada.
    No se puede argumentar que el pensamiento latino está lleno de tabúes, ya que el siginificado de tabú no tiene lógica en esa afirmación.
    Los principios de brujería vienen desde europa, no solo han existido en nuestra idiosincracia dicho sea de paso este término se ha convertido en un cliché muy desagradable.
    Existen muchas explicaciones racionales para un “trabajito”, en lo cual concuerdo con pitonizza.
    El punto es que no podemos estar en los dos extremos, la mayor ignorancia entendido sea de paso como el no uso del intelecto para questionarnos sobre este tema, que nos hace creer en todos los cucos, cuentos, leyendas habidas y por haber.
    O en el otro que somos excépticos sin un fundamento, y nos declaramos ateos sin saber lo que conlleva, siendo simplemente alguien que no puede entender un fenómeno más alla de sus limitaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>