Mi abuelita

Tengo la fortuna de conservar aun con vida a mis dos abuelas. La madre de mi madre, madre al cuadrado, estuvo hospitalizada por un quebranto en su salud que felizmente superó. En las mañanas que la acompañé en su recuperación hemos tenido un acercamiento conversando de temas variadísimos desde la globalización como fenómeno social revolucionario, hasta la importancia de saber preparar un buen arroz con cocolón.

  • De épocas pretéritas en las que yo era una niña remilgosa para la comida, que debía ser motivada con cantos y bailes para comer. Cuando Pitonizza tenía 3 años era una hábil bailarina, destacándose principalmente en el género de la música nacional que bailaba gozosa con la entonces joven abuelita, a quien queria convertir en árbol para que no se aleje de su lado.
  • Desde niña, Pitonizza fue una mujercita coqueta e instaba a maquillarse a la abuelita, de quien definitivamente no heredó el vanidoso afan de mantener los ojos perfectamente delineados.
  • Por una extraña razón tocamos el tema sexual, y contraria a mi percepción de que abuelita es una reprimida, estuvo de acuerdo conmigo de que un buen hombre debe procurar que su mujer «termine» primero. Nunca antes había tocado estos temas con ella y fue muy esotérico hablarlos con quien siempre me ha visto como una niña eterna.
  • Ahora recuerdo por qué cuando era niña me quedaba en un mar de lágrimas cuando la veía partir. Una abuela es madre doblemente y su misión solo consiste en amar.

Por eso quiero evitar a toda costa darle trabajo a mi madre pidiéndole ayuda para ver a mi hija. Que mi madre solo la engría. Es el único trabajo que le puedo permitir.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 108 times, 1 visits today)

(Visited 108 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Yo tambien dejo que mi Suegrita engrie a mis hijos, aunque siempre la ando incitando a que les de un palazo cuando se le porten majaderos, comenzando por su propia hija como ejemplo; pero no me hace caso todavia.

  2. Una abuela es lo mas hermoso que podemos tener, porque si nuestra madre nos reprime, recrimina o llama la atención corremos donde nuestra “Segunda Madre” paraque nos engría y nos permita hacer lo que nuestra Madre no nos deja.

    Ojala y permanezcan todo el tiempo del mundo con nosotros, pero es imposible. No que más que admirarlas y amarlas todos los días.

  3. Siéntete afortunada de tener a tus dos abuelitas vivas y queriendo. Yo ya no tengo ningún abuelo con vida, a mi abuela paterna nunca la pude conocer, puesto que falleció un tiempo antes de mi nacimiento. Pero siendote sincero, mi abuelita materna (Coco, le solía decir cuando niño) valía por dos. La recuerdo siempre trayéndome dulces y chocolates de la ahora renovada La Universal o enseñándome a rezar (lástima que el nieto le salió antieclesiástico). Se la llevó un cáncer hepático afortunadamente sin sufrimientos. Una muerte tranquila y dulce como ella. Y creo que ellos (mis abuelos maternos) siguen echándonos un ojito a sus nietos y ahora sus bisnietos que tanto quisieron y quieren. También quería mucho a mi abuelito, una de las cosas que hubiera deseado ser tan experto como él era en cómo escoger siempre la mejor fruta. De un pilo de mameyes, siempre le atinaba para traer los más llenos y dulces y nunca se equivocaba con las sandías, cosa que yo suelo errar con frecuencia. Y uno de mis mayores recuerdos de niño, era cuando me llevaba al parque a jugar en el “guinguiringongo” para luego ir a tomarnos un morocho donde el moreno de la esquina.
    Vaya tiempos ésos…

  4. gracias a Dios mi dos abuelitas todavia viven, por desgracia una de ellas vive muy lejos, pero aun asi me conciente y me llama una vez por semana, la otra me prepara todos los dias tortilla de verde, torta de maiz, patacones, bolones, de todo y asi me conciente, las abuelas son como angeles q nos cuidan, la mayoria…

  5. Gracias a Dios que está todo bien… conforme pasa el tiempo las flores se vuelven cada vez más frágiles… disfrutalas…

    Como mi mami dice… “Mi reponsabilidad fue educarte a tí… y malcriar a tu hijo…” Mi hijo la ama mucho!!!

    En este instante llamo a mi abuelita…

Los comentarios se han cerrado.