Mi mundo

En mi mundo está mi hija, hermosa, inteligente, toda una vida que depende de mi. Soy su mundo, su torcido modelo a seguir -lo cual me lleva a intentar ser responsable y madura-. Verla dormir, respirar, soñar en sueños rosados, con manzanas y ponys de crines rosadas. Ella me da fuerza, me motiva a vivir. Mi hija, lienzo en blanco tan delicado para mis torpes manos. Mi hija y su padre: un amor sagrado, lazo de sangre tan fuerte que no se romperá jamás.

Mi mundo, un mar de deudas que me asfixian, me aplastan, como bola de nieve que crece día con día… intereses le llaman. Para mí son demonios que me atormentan quincena y fin de mes.

Mi mundo, mi trabajo, estimulante, pero no constante. Aplico el refrán popular: «en casa de herrero cuchillo de palo»… mi trabajo, me llena de vida, aunque no suple todas mis necesidades. Bendigo cada contrato que cae en mis manos y pido a Dios los multiplique, para al fin dejar los insomnios que me tienen flaca y ojerosa.

Mi mundo, mi adicción descontrolada que está llevandome poco a poco a la ruina… no hablo de los tabacos esporádicos que envenenan mi atmósfera… es mi vicioso y enfermizo deseo irrefrenable por conectarme al Internet, leer blogs, conversar con gente lejana, jugar a la misteriosa Pitonizza.

Mi mundo, mis panas, mi gente, mi adorable madre, los caracoles del jardín, mi sobrino/a que aun vive en el tibio útero de mi hermana, mi sobrino mayor que pelea y abraza a mi hija.

Mis libros, mi música, mi afición obsesiva por la limpieza de los pisos, mi compulsión por comerme las uñas, mi intolerancia e impaciencia. Mis admitidos defectos que me perseguirán donde quiera que vaya.

Mi mundo, Guayaquil de mis amores, te amo Perla adorada, nunca me cansaré de amarte, tierra que me vio nacer, crecer, amar y llorar. Linda ciudad tan ardiente como mi alma. No quisiera dejarte jamás.

El extraño mundo que me rodea. Las maldiciones que dejé en el camino porque me cansé de cargar con ellas. Mis ilusiones utópicas y la soledad que duerme a mi lado noche tras noche, un telefono silente, una bandeja de entrada llena de spam, desprovista del mensaje esperanzador que estúpidamente espero.

Este es mi mundo. Mi vida hecha en Guayaquil, con mi hija, mi madre, mi padre y sus caracoles. La vida que no dejaré pues mis raíces están aquí.

© 2007 – 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2007 – 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 19 times, 1 visits today)

(Visited 19 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.