Mirar a los ojos

pitonizza ojosMirar a los ojos es asomarse al interior del otro. Admito, no soy dada a mirar a los ojos, siempre tuve esa dificultad. Tenía que llegar a un grado de intimidad muy alto para que yo permitiera que simultáneamente mis ojos se encontraran con los de otra persona. En esas épocas en las que no tenía estabilidad en mi vida sentimental, y me “enamoriscaba” de cualquier romance ocasional, intentaba sumergirme en los ojos de mis amantes y buscar algo a qué aferrarme. Nunca encontré razones para quedarme. Y se volvió un círculo vicioso: no miro para no enamorarme y nadie se enamora de mí porque esquivo la mirada. Escondí mis ojos tras gafas oscuras y evitando mirar a mi interlocutor por años. Hasta ahora.

Ha sido una lucha constante desarraigar la costumbre de mirar al costado. Con mi esposo no tuve ese problema, apenas nos vimos personalmente me di cuenta de que era EL. Además ¿cómo esquivarle la mirada a tremendos ojos turquesas? La lucha más bien, era con los extraños, gente nueva, relaciones nuevas, expansión que no llega por excesiva timidez (?) Nunca me he considerado tímida, pero sí muy reservada. Necesitaba algo con qué romper el hielo y me di cuenta de que mi expresión siempre adusta era un “aleja humanos”. Suavicé mi expresión relajando mi vestuario, pintándome el pelo de colores locos. El colocarme un piercing en la ceja que atrae la atención directo a mis ojos, me obligó o más bien, me forzó a mí misma a entablar contacto con extraños.

Es bueno dejar de juzgar, y cuando entrego esa intimidad del café de mis ojos a un extraño, trato de endulzar ese café, de no tener una mirada amarga, fría. Funciona como magia, y me ayuda a mantener niveles elevados y constantes de apreciación y aceptación. Da pequeños momentos en situaciones cotidianas, en los buses, en los bancos. Es una búsqueda constante de reconocer en otro ser humano ese valor que de hecho, todos tienen, y expresarlo con palabras de apreciación. Estimulante como el café, así pasa con las miradas que mantienen ese tono de respeto por la otra persona, consideración y buenas intenciones.

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 72 times, 1 visits today)

(Visited 72 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.