Mujeres Reverberas

hombre y mujer en un barLas mujeres son la compañía perfecta para nosotros los rudos y toscos hombres. Ese ser maravilloso, intuitivo, tierno, que siempre queremos tener cerca: una mujer. Primero, fue nuestra madre. Luego, cuando la atracción sexual se despierta, empezamos a fijar nuestra atención en las chicas de allá afuera, ellas, aquellas chicas que siempre nos fueron gustando por ahi: vecinas, la hermana de nuestro mejor amigo, la profesora de inglés que nunca usaba sostén, la prima lejana, la compañera de viaje, esa chola buena que despachaba la gasolina por mi casa cuando vivía al sur, o la gringa loca que vive en el departamento de abajo. Hablando por mi experiencia, siempre amplié mi target para asegurarme no quedarme con las ganas, al menos así fue mientras era inexperto y no tenía idea de la importancia de filtrar mujeres y ser selectivo. En esa época tan sensible en la vida de un hombre, recuerdo que enfilaba mi artillería a todas las que podía, a ver cual caía. Así, me topé con muchas reverberas o “calienta huevos”. Este tipo de mujer presenta las siguientes características:

  • parece dispuesta a todo
  • acepta salidas, regalos, llamadas
  • se deja toquetear… pero se vuelve digna cuando se pide “algo más”.

Da igual si es bonita o no, creo que todo hombre ha tenido que lidiar con una de estas en la vida, algunos se encaprichan, yo no. Pronto aprendí que la reverbera es una pérdida de tiempo y dinero, son causantes de calambres testiculares y seguramente tienen alguna intención oculta que preferí nunca descubrir. Afortunadamente me di cuenta durante mi adolescencia, y aunque perdí mucho dinero entonces, dinero que me costaba conseguir valga la aclaración, pues mientras vivi con mi madre nunca le pedí para los romances, aprendí la lección. Si ella no se deja, no se dejará. El hombre propone y la mujer dispone. Y yo solo propongo una vez.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 1,039 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Yo te reverbereé lo que quise hasta que no resisti tus encantos masculinos. Le llamaba “el juego del gato y el ratón”.

  2. yo en mi extinto blog personal hace como 7 años hice un estudio sobre las reverberas… Tengo entendido que ayudé a mucha gente a romper con el maleficio de estar bajo el ataque de una reverbera.

    Es que una cosa es hacerse la apretada y otra cosa es el reverberismo malsano y maligno q algunas mujeres aplican con el simple deseo de ver sufrir a un pobre hombre de calambres testiculares y/o sacarles plata a cambio de nada. Eso desde mi punto de vista es estafar.

  3. Maestro, tiene voz de profeta, lastima que uno no aprende con consejo ajeno sino con experiencia propia, y eso si que es feo feo feo, pero igual ya cuando crezca mas lo entedere mejor y a Guillermex, podria decir donde ubicar su estudio sobre el “reverberismo”, seria interesante compartirlo o pedir a Pitonizza o a Eustaquio, que te cedan espacio para leer sobre su ensayo…. siga asi don Eustaquio, se esta perfeccionando en la tecnica del Blogging… buena maestra la suya…. saludos

  4. Todos creo hemos pasado x alguna experiencia, tiene razón el maestro guillermex una cosa es hacerse la dura y ponerle más emoción al juego de la seducción y otra por sacar plata o por el gusto de infringir dolor testícular y en la psiquis de los hombres…. Saludos

  5. Amen… lo unico q kieren ese tipo de mujeres es sacar plata, salidas y/o regalos… osea kieren todo y no dan nada a cambio…

  6. Sí señor, ese tipo de féminas calentonas uno las debe saber identificar y huir de ellas. Yo también he tenido mis reververas en mi currículum.
    Grande, Eustaquio!

  7. lamentablemente Guille cerro su blog en spaces donde hizo un estudio sobre el reverberismo… pero mi pana de mi ex trabajo el flaco bueno, antes de que guille lo elimine definitivamente de la red, lo copio en Word y lo tenia como material de consulta ya que era presa facil de estas calentonas que solo lo querian por el auto o para que las inviten a todos lados…. se lo pedi al flaco y yo de una se lo pase a guille…pilas Pito/Eustaquio, dejen que guille republique esto en este prestigioso blog, para q las nuevas generaciones de lectores se pongan pilas y no se queden con el huevo “dando vueltas como ventilador” (frase de guille en uno de aquellos posts del reververismo)

    MGAC

  8. Ya pues, sea quien fuere que tenga ese material, pasenlo a mi mail para publicar la segunda parte de este post, con créditos obviamente al Master of Puppets, Guillermex.

Los comentarios se han cerrado.