Ni a Plutón le importa

Me causa risa ver cómo hay quienes se apasionan rallando en el fanatismo, acerca de temas tan etéreos y lejanos como un Planeta, al que por “error” de administración “cósmica”, el mismo doctor Neil deGrasse Tyson había postulado su degradación a “planetoide”.

Hoy y gracias a la sonda espacial “Nuevos Horizontes” de la NASA, se pudo dar fe de que el “planetoide” Plutón no es tal, pues aunque su tamaño y órbita son muy peculiares, este “señor” tiene más lunas que nuestro mismísino Planeta Tierra.

Sí. Es un planeta que podría caber perfectamente en el territorio de los Estados Unidos, pero que por sus muy violentos orígenes ahora cuenta con Caronte, Hidra, Nix, Estigia, Cerbero orbitando a su derredor.

Siento chovinistas y machistas, al final el lejano y pequeño Plutón, tuvo lo suficiente para estar rodeado de cinco lunas. Todo un macho alfa planetario con su harem.

Volviendo al tema, vale la pena entonces ponerse a pensar: ¿De qué sirve tanta burocracia seudocientífica? ¿A ese pedazo de planeta y sus cinco comparsas le importó por un momento cómo se le catalogara? El simplemente siguió su camino y guió por el frío espacio a sus cinco damas, que por milenios seguirán danzando en unas órbitas que dependen en todo de la gravedad propia y de su planeta.

A veces quisiera poder ser como un planeta. Que me pongan la denominación o nombre que sea. Al final seguiré siendo yo aunque me avienten sondas en el camino.

Colaboración de mi entrañable @serrotho

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 154 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Leave a Reply