No estoy inspirada hoy… pero…

Ayer renuncié a mi recientemente adquirida esclavitud pagada. Un horario inflexible que me aprisiona más de 8 horas coarta mi vuelo. Pero, no soy tan loca como aparento. Estoy aceptando una propuesta que recibí semanas atrás, así que ¡esta quincena sí voy a cobrar! Me voy a dedicar a lo mio, pronto anidaré en mi espacio personal, instalaré mi Pc con sus 20 Gb de rock para mis volubles estados de ánimo (desde The Beatles hasta Judas Priest). Solo en ese momento volveré a mis acostumbrados post diarios.

Agradezco públicamente a mi hermoso salvador, quien me sacó del frío alud en el que yo misma me había sepultado y me dio de beber de su barrilito, calentando mis huesos y reanimando mi ánima. Gracias, eres el mejor… los hombres como tú se extinguieron eras atrás. Tengo tu mensaje guardado en mi celular, cada vez que me siento sola, tentada a lo que tú ya sabes, lo leo para alimentarme. Guardo tus besos tiernos y puros en mis ojos, demuestras que no todo el género masculino apesta. Guardo el calor de tu mano sobre la mia. Conservo aquel papel con mi nombre dibujado con letras de molde. Llevo grabada tu voz en mis tímpanos resonando el susurro de tus palabras de aliento… detalles que los profanos no entienden, mas sin embargo se han atrevido a juzgar.

Lo que de la boca sale del corazón precede.

A ti dedico mis palabras dulces, blancas como tus manos, profundas como tus ojos, que traviesos espiaban mis pezones erectos. A ti dedico lo bueno que dices hay en mí…

© 2007, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2007, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 27 times, 1 visits today)

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

Los comentarios se han cerrado.