Organización indispensable

Mi novio ha tenido que tomar un largo viaje, por largo tiempo. Los últimos días he permanecido a su lado en la transición de su salida del país, la venta de su departamento en Colinas de Pelucolandia, el traslado de sus objetos personales a casa de mi suegra, y lo que me tiene más tensionada, mi nuevo trabajo como “supervisora” de sus negocios aquí en Ecuador, cosa que me temo, no haré muy bien, pues no tengo remota idea de estrategias, gestión empresarial y control de presupuestos. Creo que básicamente mi puesto en la empresa es “el ojo del amo”, es decir, mi presencia solo es disuasiva, soy un adorno que recuerda al personal que Eustaquio sigue al mando, y que dejó como reemplazo a su futura esposa, Pitonizza.

La confianza que ha depositado mi novio al ponerme a supervisar a su asistente, me compromete a dar lo mejor de mí. Tengo menos tiempo que antes, pues a mis asuntos profesionales se suma el tener que diariamente visitar la oficina de Eustaquio, ver como va todo, revisar manualmente facturas y demás documentos, cumplir ciertas citas, y empaparme de a qué se dedica en realidad mi novio para ganarse la vida. “Entender el negocio familiar”, como le llama Eustaquio. A eso hay que sumarle la organización del matrimonio, asunto que me tiene estresada, pues por mí fuera, solo iría al registro civil, firmo donde sea necesario y punto. Pero nuestras madres están emocionadas, y, a decir verdad, lo haremos por ellas. Y por nosotros, guardar ese recuerdo, atesorar las caras felices de todos en fotos y vídeos.

Así que al parecer, el gran sacrificado será el blog. Mermaré los posts hasta que logre organizarme, pues en realidad, lo que tengo son múltiples trabajos de medio tiempo. Sin orden no podré sacar nada adelante. Espero cumplir con este horario -flexible- pero horario al fin y al cabo.

6h30 -7h00 despertar, arreglar el desayuno a la niña, llevarla a la escuela

7h30  Desayuno light

7H45-8h45 Gimnasio

9h00 Desayuno real

9h30 Visitar Cía Importaciones Eustaquio , ver novedades, atender gente, tomar nota de imprevistos, revisión manual de información. También revisar mis propios asuntos, visitar obras de mis clientes, atender y revisar presupuestos, llamadas y visitas pendientes.

12h30 13h30 Bloggear

13h30 Retirar a la niña de la escuela

13h45 Almuerzo

14h30-16h00 hacer deberes con la niña

17h00-18h00 Bloggear

18h30 Cenar, bañar a la niña

19h30-20h30  Hacer informes, revisar planos pendientes, responder emails.

20h30-21h30 Conversar con Eustaquio por teléfono

22h00 Dormir

Ah, y claro, de 6h30 a 22h00 twittearlo todo. Twitter es un vicio que nunca dejaré y para el cual siempre hay tiempo.

A ver si puedo cumplir este plan. De momento admito, hoy no toqué ni una pesa, no fuí a la oficina de Eustaquio, ni miré este blog, ni ninguno de los otros. ¿Se dan cuenta de que no dejé ni media hora para organizar el matrimonio? Lo haremos a la ecuatoriana “todo a última hora”.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 33 times, 1 visits today)

(Visited 33 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Ten la seguridad que podras con todo eso y mas.. El ser humano actua mucho mejor bajo presion y como eso a ti por ahora te sobra creo que sera cuestion de dias en que veas como sales adelante con el negocio familiar, tu nena, tus trabajos, el blog, el matrimonio.. Yo creo que por ahora el matrimonio podrias dejarlo exclusivamente para los fines de semana. Ya acercandose la fecha de boda ahi si tendras que ver los detalles en el dia a dia.. Con todo que te vaya super bien en esta nueva etapa… Sin embargo, de seguro muchos vamos a extranar tu sello diario en este blog..

    salu2!

  2. Las mujeres tenemos la facilidad de hacer todo no sé como, yo jamás uso horarios establecidos (tal vez debería) pero al final del día son pocas las cosas pendietes que quedarón inconclusas. Es cosa que tengas claridad para pensar.
    Lo que si te recomiendo es que hagas anotaciones sobre todo por la organización de tu matrimonio por que los detalles te pueden volver verdaderamente loca.

Leave a Reply