Peleas de gallos y corridas de toros

Resulta insólito que en pleno siglo XXI se mantengan tradiciones bárbaras que por dinero sacrifican vidas, que por mucho que se minimicen con el argumento de que “Estos gallos nacieron para matarse entre ellos”, “son toros de lidia”. Para mi parecer, son vidas que merecen respeto. Tampoco es justificable esta afición porque “es bonito ver a los gallos y no hay más que hacer los domingos para distraerse”, “es una tradición noble que enaltece al hombre sobre la bestia”. No hace falta recalcar que “palabra de gallero es sinónimo de palabra de honor”, o “la belleza de una corrida de toros”.

Estos son hechos deprimentes por donde se planteen. Actividades que tratan de demostrar la superioridad del hombre sobre las bestias, la malsana actividad de apostar poniendo a dos animales a pelear hasta recibir un espuelazo reforzado con una espina de pescado para ganar unos cuantos dólares con el dolor del animal abatido, ahogado, humillado. Para que luego sirva de alimento para un ser “humano”. Los hechos que se dan en las famosas corridas de toros para alargar el sufrimiento del animal son inenarrables, no pienso describirlos aqui. Tradiciones crueles, no solo en el momento en que personas se reúnen al calor del sol sino desde que se “entrena” al animal, alimentándolo de manera antinatural, dándole carne; desmembrándolo, descrestándolo. Desconozco como entrenan a los toros, pero entiendo que es picado, vejado, humillado ante las ovaciones de la gente, realmente no comprendo este “arte”. Me dan ganas de vomitar ante tanta miseria. Repugna resaltar semejantes antivalores.

Hago un humilde llamado a la reflexión: no por estar en la escala más alta de la Creación Divina los humanos tenemos derecho de gozar con derramamientos de sangre animal, sea ésta de gallos o toros. No podemos lucrarnos del sufrimiento con el pretexto de la tradición, “aburrimiento”, alimentación. Respetemos la vida en todas sus manifestaciones. Y no hagamos eco de “tradiciones” que rayan en la barbarie.

© 2007, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 73 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. lo de los toros me parece una estupidez!, ya quiero ver si un “bravo torero” “vestido de luces” se enfrentaría con un toro que no esté lastimado, mal comido, mareado por el viaje y en un campo abierto… jaja no creo …

    lo de los gallos… al igual que las peleas de perros creo que es una enfermedad o un morbo estúpido… hagan pues peleas de “hijos de galleros” para ver si apuestan…

    para colmo son tradiciones estúpidas de gente conquistada…

  2. POr favor, estas costumbres son ancestrales y sobre todo muy arraigadas en la ciudad de Quito, en lo personal no disfruto cuando el toro sufre pero si lo hago cuando se realizan los diferentes pasos, (chicuelinas, verónicas, etc) para mi ese es el verdadero arte.
    Y para finalizar si no les gusta simplemente no vayan y respeten el espacio de otros

  3. El hecho de que esas costumbres sean ancestrales no las reinvindican. Entonces hagamos coliseos como los de la antigua Roma y pongamos a pelear a gladiadores versus leones. Dices que en lo personal no disfrutas cuando el toro subre, pero esas maniobras chicuelinas, veronicas o como se llamen, son simples eufemismos para torturas y vejamenes.
    No me gusta, jamás he ido ni iré a una corrida de toros. Me volveria vegetariana si no fuera por el hecho de que tiendo a adelgazar rapidamente, podria desaparecer del mapa. No acostumbro a comer en macdonals o KFC.

  4. Kizas deberíamos hacer una campaña en contra de la Fiesta de Disfraces de l@s niñ@s bien de Quito es decir las Corridas de Toros; en donde l@s niñ@s se disfrazan de Españoles – k asko

  5. Y eso que no vives en Quito, y tienes que soportar como todos los años la gente va a renovar su estatus social yendo a la plaza de toros… Y eso que también no tienes que ver como los aniñados de ésta ciudad se van a beber en cantidades industriales afuera de la plaza hasta quedar tan tan ebrios que no pueden ni pararse, festejando la colonización española de esta ciudad, festejando que un montón de barbudos nos trajeron pestes, enfermedades, violaron a las mujeres y saquearon las tierras…
    Ya me indigné de nuevo…

    Al parecer lo único bueno que trae fiestas de Quito es el Quito Fest y el Quitu Raymi.

    Saludos!

Los comentarios se han cerrado.