Peligros del New Age

Me ha llegado al mail una carta de un lector, quien me ha dado autorización a publicarla, con las debidas alteraciones para esconder su identidad, en otras palabras, volví a redactar la misiva, reorganizando y simplificando las ideas. En el párrafo final expreso lo que pienso.

Aunque mi esposa sea una entusiasta lectora de libros relacionados con culturas orientales y todo lo que tenga tintes de new age, motivada por la superación personal que siempre la lleva a intentar mejorar y corregir sus defectos, yo no considero tan inofensivo todo este movimiento, al contrario, hay mucho de pernicioso alrededor de creencias que se fundamentan en pseudociencias basadas en evidencias pobres y de difícil comprobación.

Reiki: es un sistema de “canalización de energías que se equilibran mediante imposición de manos.” Su eficacia ha sido probada en pacientes graves como cancer en etapa terminal (en Solca hay una sala de reiki). Mi opinión personal: tan efectivo como rezar un rosario. No hay evidencia alguna de la real existencia de los chackas que se armonizan con esta técnica, que más que nada lo que provee es un efecto placebo y de relajación inducido por el Master Reiki,.

Yoga: busca la unión del cuerpo con el espíritu por medio de posturas conocidas como asanas. En niveles avanzados de yoga se logra conseguir un efecto parecido al nirvana, un despertar del kundalini que sublimiza las energías densas en etereas y elevadas. Mi opinión personal: Particularmente practico yoga y taichi pero más que para despertar kundalinis, lo hago para conservar la flexibilidad.

Flores de Bach: Preparados que no contienen principios farmacológicos sino “vibraciones” de los extractos de flores que curan las raices de los males, las emociones. La controversia de su efectividad se da dado que no hay evidencia de que las concentraciones tengan efecto alguno en el organismo. Mi opinión personal: nuevamente la sugestión es la verdadera responsable de las mejorías de los pacientes que hacen uso de estos recursos.

¿Qué opinas tú Pitonizza? No quiero que esto sea un motivo de pelea con mi esposa, quien no sabe lo que realmente pienso de ella cuando me dice que va a ir a una conferencia de alguna de estas pseudociencias o curaciones milagrosas.

Considero que como esposo, está bien que aceptes la individualidad de tu mujer, sin ridiculizar sus creencias. Sin embargo, si piensas que ella está poniendo en peligro su salud al cesar un tratamiento médico comprobado para cambiarse a una “sanación espiritual”, es hora de que lo platiquen con calma, manteniendo el respeto sobre todo. Cosa difícil, lo admito, pues no sé que haría yo si mi esposo me pidiera hacer algo de lo que siempre yo me he burlado. La lengua castiga.

© 2011, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 32 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.