Pitonizza: ¿amenaza para las mujeres?

Recreación de escena de celos en un lugar del Ecuador:

ELLA: Hola mi amor…

ÉL (sorprendido, intentando infructuosamente cerrar el msn): hola gordita, ¡llegas temprano!

ELLA: qué haces, ¿con quién chateas?

ÉL: esteee, con nadie mi amor.

ELLA: espera, yo estoy viendo que estás con alguien en el msn. ¡Ajá! ¡Es esta tal Pitonizza!

ÉL: esteeee, sí, ella me agregó, y yo estaba saludándola por cortesía.

ELLA: a ver, deja ver qué te decía esa.

Después de que ELLA lee y comprueba que la charla era intrascendente, inocente y sin ninguna connotación sexual, reclama:

ELLA: Borraste todo lo que has conversado con esa… ¿por qué te agregó?

ÉL: Yo qué sé… nunca había conversado antes con ella, es la primera vez que chateamos, te juro gordita.

ELLA: (Histérica) No me digas gordita, claro, conversas con esa porque es un saco de huesos, esas son las que te gustan, ¡esas flacas palo de escoba que no tienen de dónde agarrarlas…!

ÉL: Pero, si ni la conozco, no sé como es, ni me interesa.

ELLA: Entonces para qué la tienes… ¡dejame hablar con esa a ver qué le saco! ¡Seguro me pide que ponga la cámara! ¡Ahi yo te dicto y tú escribes lo que digo!

ÉL: Haz lo que quieras, pero hazlo sola, ¡yo no te voy a ayudar!

ELLA: Espera, deja revisar tu celular, a ver si no le escribes un mensaje advirtiéndole…

ÉL: No tengo el número de ella, toma el celular, escríbele al msn.

ELLA: (llorando) ¡Es que no entiendo para qué la tienes agregada! ¿De qué van a hablar? ¿De computadoras? No creo, esa man es bruta.

ÉL: Pues viste que en la conversación ella me preguntaba si se puede aumentar la memoria de su laptop.

ELLA: Han de estar hablando en clave. ¿Qué crees, que no he leído el blog de esa sinvergüenza?

Hasta ese punto EL me contó el peleón que tuvo con ELLA. A ELLA le digo, no soy quitamaridos, no me gustaría que un día venga otra y me lo quite, así que para evitar ese karma, respeto hombres ajenos. No me ofende que me digan flaca, pues eso soy. Querida ELLA, te aconsejo, sé más inteligente, no pelees así con tu hombre, pues te va a dejar, y no por mí, pues él me confesó que le gustan gorditas… como tú. La verdadera amenaza es esa chica gordita, tu mejor amiga. Yo soy un personaje de ficción, irreal, con vida propia muy aparte de la virtualidad del blog. No soy amenaza para nadie. Asi que tranquila y cuida a tu marido. Y descuiden, nunca agrego a nadie al msn.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 27 times, 1 visits today)

(Visited 27 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Qué tal Pitonizza, no sé cuántos días no he venido por aquí, tal vez sólo un par, pero siento que han sido un montón. Sin Internet en casa, mi pobre blog botado y todos los feeds amontonados… bueno, espero volver a la carga pronto 🙂

    Me encanta cómo haces interesante todas las historias, incluso las que seguramente para ti no son tan agradables, se vuelve como una fábula y con su respectiva moraleja 🙂

    Un abrazo!
    s.

  2. Nada que ver! La mayor amenaza de esa gordita es un inseguridad que provoca escenas desagradables y descargas injustas! La amiga se puede querer merendar al novio, pero si ella no le estuviera hichando los cojones con ese lagrimeo desubicado el hombre no se aburriría… Asi de simple!

    Me cabrea que pierden el tiempo con celos cojudos en vez de aprovecharlo tirando!

Los comentarios se han cerrado.