Planeta sensualidad

Todojuicy girl lo que captan nuestros sentidos debería proporcionar placer. La estimulación de la líbido nutre el erotismo, mantiene las sensaciones siempre vívidas y a flor de piel, es la fuente de la juventud eterna, preámbulo de orgasmos y clímax para disfrutar solo o -como lo prefiero yo-, en compañía de mi pareja.

Me gusta buscar inspiración en sex shops y tiendas de erotismo como http://www.sensualplanet.es/ tanto para recrear un ambiente propicio al encuentro carnal, empezando por lencería atrevida, enterizos de malla “sluty style” para tentar a mi pareja, o las románticas medias de seda y encaje, o ¿por qué no? la lujuriosa voluptuosidad de un traje de latex o cuero y así demostrar quien domina en el juego. Pero en esta ocasión no hablaré de lencería, enfoquémonos en los juguetes.

Juguemos en el dormitorio mientras los niños no están…

Los juguetes sexuales son un mundo aparte que abre posibilidades tan variadas que no permiten el aburrimiento. Olvida los vibradores que recuerdan el pene -justo estos son los que menos atraen mi atención ya que prefiero “the real thing“-. La tendencia son los vibradores con formas ergonómicas diseñados para estimulación ya sea clitoriana o del punto G. Las “balas” que se pueden manejar remotamente incluso sincronizadas con la música del iPod. Y ni hablar de los consoladores con arnes, para las chicas que desean jugar el rol penetrador. Los acabados siliconados de estos juguetes acarician y masajean de forma sensual, sus formas rugosas y lisas crean sensaciones diferentes para que la diversión no tenga final.

Lengüitas y succionadores

Para darle respiro a tu pareja cuando su lengua no da más, estos dispositivos simulan los lenguetazos atrevidos en las zonas íntimas. Mención especial para el “anal mini tongue” que promete y mucho, en la altamente sensible zona del esfínter anal. Aunque para ser sincera, ¡dudo que mi esposo quiera cederle protagonismo a un juguete para estos menesteres en los que él prefiere encargarse personalmente!

Plugs para conectarse en modo Pleasure

Y ya que hablamos de allá atrás, esa urgencia de estímulo trasero se puede complacer con plugs de distintos materiales y tamaños, diseñados especialmente para esta parte tan delicada de nuestra anatomía. Definitivamente, un plus para aquellas sesiones kinky.

Womanizer: juega con tu clitoris sin presiones

womanizer

Se me ocurren tantas ideas contigo…

La novedad que captó mi atención han sido estos elegantes adminículos que capturan el clítoris para masajearlo desde todos los ángulos. El sitio web promete que los womanizer son los mejores vibradores femeninos jamás creados, y la verdad, tienen buena pinta. Entre sus características más interesantes están los diferentes niveles de vibración así como los accesorios para clítoris más grandes. Algunos modelos son más silenciosos, y pueden ser usados en solitario como en compañía. Su tecnología promete orgasmos interminables, múltiples, apoteósicos. Viene en diferentes colores y diseños de flores, animal print y detalles que a las mujeres nos encantan, como esa piedra de Swarovski que funge como mando de control.

Micrófonos… no exactamente para cantar

Mi wishlist contiene varios de esos potentes masturbadores que constan de un cabezal que proporciona diversos niveles de vibración para estimulación vaginal y clitoriana. Con más de 13 mil revoluciones por minuto y con recarga de batería que puede durar hasta 60 minutos, este accesorio no puede faltar en la escena porno-erótica en tu dormitorio. Hay modelos que incluso se pueden enchufar directamente a la energía eléctrica, proporcionando placer indefinido y sin parar. Otros modelos son sumergibles y compatibles con lubricantes.

lelo smart wand

El Smart Want de Lelo por ejemplo, es uno de esos juguetes que me hacen “wink wink” cuando los veo. Su cabezal vibra a 8 diferentes niveles que cambian según el contacto con la piel, controlados con el dedo por un botón. Su batería interna es recargable. Se puede sumergir (mmm…) Ideal para masajear la zona de los labios mayores y la parte baja de los genitales y el clítoris, tiene un tamaño mediano que no es intimidante -es mi opinión muy personal, no me agradan mucho los juguetes gigantes-. El Smart Want, en cambio, tiene un tamaño conveniente, viene con su bolso para guardar y proteger. Regalo ideal para San Valentín, el pretexto perfecto para hacerse con juguetes nuevos para la alcoba.

 

Creo que el único juguete que no compraría sería un auto-blow para mi esposo. ¡No admito competencia en el delicioso acto devocional que constituyen los blowjobs dados con amor! Igual que él con las lengüitas, mejor nos encargamos nosotros.

Este ha sido un recorrido muy cortito por todo un planeta de sensualidad. El sexo es infinito, las posibilidades son infinitas, y la tecnología así nos lo demuestra, con gadgets que le dan otra dimensión a los jugueteos íntimos.

Fuente: Sensual Planet


Widget not in any sidebars

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 101 times, 1 visits today)

(Visited 101 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Leave a Reply