Predecible y aburrida

Cualquiera que me haya tratado un poquito sabe como me ponen mal genio los días calurosos, como hago muecas de repulsión al oír cualquier vestigio de regeton así sea a un kilómetro de distancia. Es fácil deducir mi humor por la música que tengo en mi reproductor multimedia (Depeche Mode all day every day, va poniendose heavy entre más angry esté). Es fácil encontrarme en una multitud, soy la más alta donde quiera que este. Es fácil imaginar qué veo en la tele cuando tengo el control, lo que sea que no sea nacional, ni programas concurso venezolanos. Soy muy fácil de conocer, de reconocer, de complacer.

Me decido muy rápido cuando compro ropa, cosa que hago un par de veces al año (considero la ropa algo oneroso, necesidad impuesta, soy muy tacaña, reemplazo los zapatos cuando no dan más, generalmente llego a la zapateria pata al suelo), así que es fácil imaginar como estoy vestida, si estoy en sola casa, seguro estoy desnuda. Si estoy navegando, lo más probable es que esté revisando mi correo o leyendo blogs vecinos. Es recurrente verme gruñendo en quincena y fin de mes para pagar las cuentas. Si camino por el centro, lo más probable es que me vean cruzar el parque centenario a 100 km por hora, comprar un tabaco (lo más seguro, un belmont) en una esquina y treparme al bus al vuelo. Si viajo, lo más certero es encontrarme en un asiento, a la ventana, con los audífonos a todo volumen, leyendo un libro, con una botella de agua para el camino. Cuando voy a algun mall lo más probable es que me tome una coca cola con lo que sea. Siempre tomo el mismo sabor de helado, de yogurt. Las peliculas gue me hacen llorar siempre vuelven a hacerme llorar, tengo la molesta manía de repetir los diálogos de los Simpson que me aprendí de memoria.

Cuando me enamoro de algún desdichado hombre, no descanso hasta hacerle perder la paciencia, ante el mínimo descuido o desatención. Demando mucha atención, exijo, reclamo… ahuyento.

Sin embargo, odio la rutina, los horarios impuestos por jefes y los encierros en oficinas. Detesto los hombres celosos, machistas, poco demostrativos. Exijo adoración como la diosa que creo ser. Y todo lo anterior es terriblemente aburrido. Por eso no he durado con nadie más de 2 meses. …predecible… pero hasta yo me aburrí de aquello.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 65 times, 1 visits today)

(Visited 65 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.