Qué haces cuando te quedas sin Internet

Para quienes nos hemos vuelto internet-adictos, la abstinencia de estar “en linea” produce síntomas que incluyen desde ansiedad hasta angustia. Depende del nivel de adicción, pues como todo vicio, creemos que tenemos el control, que podemos dominar el tiempo que pasamos conectados, y que podemos dejarlo voluntariamente cuando nos venga en gana. Pero depende de qué tipo de adicto al internet seas:

  • El internet-adicto al sexo. La adicción al sexo es bastante envolvente, y si a eso le sumamos el consumo de porno y sexo al alcance de la mano solo con buscar en cualquier buscador, todas las aberraciones se hallan en linea, y ello engancha. ¿Y si te quedas sin Internet? Te tocará comprar revistas, o las películas de mala calidad que venden en la bahía por 1 dolar. O lo indecible, conseguirte una pareja de verdad para tener sexo real.
  • El internet-adicto al juego. No puedo comprender esta adicción pues no suelo jugar en linea. Supongo que debe ser bastante enviciante, tal vez haya que pasar niveles, conseguir armas, tratar de alcanzar alguna especie de nirvana al cual solo se llega luego de horas y horas jugadas y nunca recuperadas. ¿Y si te quedas sin Internet? ¿Qué otros juegos existen?
  • El internet-adicto a Twitter. Mea culpa, soy una twitter adicta confesa que está literalmente atada a la Blackberry revisando las actualizaciones, y comentando lo que hago. No entiendo por qué, no puedo ni quiero dejarlo. Cuando aparecen las ballenas, a pesar de tener Internet, el vacío es tan grande que no lo llena ni Facebook, ni el messenger, desgastando rápidamente la tecla F5. No concibo la vida sin Twitter, y eso suena tan patético.
  • El internet-adicto a Facebook. Si no abre la galleta de la fortuna, este internet-adicto no da un paso fuera de la cama. Debe realizar todos y cada uno de los tests que salen, hasta el test que dice ¿qué tanto odias hacer tests? Revisa todas las fotos de tosos sus amigos, amigos a quienes nunca ha palpado y no tiene idea de su olor corporal. No entiendo esta adicción pues reviso muy poco mi Facebook. ¿Y si te quedas sin Internet? A cazar quien tiene una Blackberry para revisar si fulanita subió más fotos y responder todos los mensajes del muro. Si no, ¡el mundo podría acabar!
  • El internet-adicto a los blogs. De pronto tiene un blog, eso es lo de menos. Pero si no revisa sus feeds cada 5 minutos, los feeds se acumulan a niveles impresionantes. Sigue tropocientos blogs y comenta en todos, está al tanto de todas las cosas y chismes virtuales que se tejen en torno a la blogosfera, sabe los “bandos” que se forman, se suscribe a todos los comentarios y sigue el hilo de todo. Una vez a la semana pone alguna canción en su propio blog para auto-proclamarse blogger y asi decirse colega de otros bloggers y comentarles en todos los posts. ¿Y si te quedas sin Internet? ¡El lector de feeds puede colapsar! Al cyber más cercano.
  • El internet-adicto a los flogs. Este es un internauta algo “especial”. A pesar de pasar conectado un gran porcentaje del día, tiene tiempo para tomarse fotos en todos los baños de los centros comerciales y asi tener material para subir a su metro-flog. El tiempo que pasa conectado, navega por las oscuras aguas de los demás floggers donde el diccionario es un objeto desconocido, quien escriba de forma más ilegible y aún así consiga más “firmas” es popular. La forma más absurda de pasar el tiempo en la red. ¿Y si te quedas sin Internet? No queda más que seguir tomandose fotos de forma desesperada para luego poderlas subir al flog.
  • El internet-adicto al msn. Tiene cientos de contactos en el msn, saluda a todos aunque haya olvidado de dónde los “conoce”. Estar cerca de este adicto enloquece a cualquiera, en especial porque envia zumbidos, emoticones que se mueven, y tiene activados los sonidos de cada una de estas acciones. ¡Abrumador! Si se queda sin internet, este adicto se queda inmovil, sin saber cómo comunicarse con nadie.

¿Qué hago yo cuando me quedo sin Internet? Afortunadamente ya pasé la etapa en que permanecía conectada constantemente frente a la laptop, el internet movil constante y permanente ha sido gran ayuda para no estar en un solo lugar, vegetando mientras la vida transcurre alrededor. Reviso mis emails, twitter donde quiera que esté, ya no estoy esclava al blog, ni a sus estadísticas, nada. Las actividades de la vida real me han alejado de otros blogs. Cuando me he quedado sin internet, aproveché para tomar sol, caminar, desprovista de gadgets que me acerquen a ese mundo irreal. Y es hasta lindo, pues un beso de verdad es más lindo que cualquier emoticón.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 69 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. jajjajaja pero cuanta fauna existe en Internet jajaja esta frase:

    “cuando aparecen las ballenas, a pesar de tener Internet, el vacío es tan grande que no lo llena ni Facebook, ni el messenger, desgastando rápidamente la tecla F5.”

    me ha llegado al corazón jajaja

  2. Creo que te olvidaste de los adictos a Flikr y a Deviantart jaja! Esa soy yo y si no estoy revisando eso o viendo pelis pues ha tomar fotos se ha dicho de cualquier forma tengo que subir mas fotos cuando tenga internet, de cualquier forma es casi imposible que suceda aca jaja…

  3. Seguro que no hay nada mejor que ser un cibernauta casual, consciente de las herramientas que esclavizan a quienes procuran escapar de la realidad, pero sin dejarse llevar por el flujo y reflujo del ciberespacio.

Leave a Reply