¿Quién defiende ahora el regeton?

Quienes defienden el “género” o como ellos lo dicen el “jenero”, parecen no prestarle la debida atención a la importancia que hay en mantener la inocencia de los niños lo más posible. En el video que verán a continuación, vemos a gente adulta incitando a sus propios hijos a hacer movimientos abiertamente sexuales, para su propia diversión. Estos niños, prepuberes, aun tienen dormidas sus hormonas. En pocos años, con el despertar normal del erotismo, estarán fornicando de forma irresponsable, promiscua, libertino. El sexo solo está bien en personas adultas, nunca acerquemos a los niños a algo para lo que no están preparados. El roce de los genitales de los tiernos niñitos poco a poco irá estimulandolos hasta que será inevitable que sus juegos se sexualicen. Embarazos precoces, enfermedades venéreas, abortos en condiciones clandestinas, niñas con el autoestima anulado pensando que su cuerpo es mercadería barata que cualquier tipo que apenas conocen pueda manosear. ¿Exagero? Vean uds mismos el video.

No es solo cuestión de gustos, de tolerar lo que otros disfrutan. “Si no te gusta, no lo escuches”. CLARO QUE NO LO ESCUCHO, jamás salgo a la calle sin el iPod puesto, el regeton es omnipresente, se ha expandido como una peste, pudiendose escuchar hasta en los centros comerciales, bancos, almacenes otrora exclusivos. Para no caer presa del mal humor que me produce el regeton lo evito lo más posible, pero, y ¿quienes no han notado la podredumbre que encierran estos bailes y le ponen eso a los niños en sus fiestitas? Es como la m.ierda de perro de los parques olvidados por Nebot: ya ni nos damos cuenta de que está ahi, apesta igual, y nos parece lo más normal que esté, esquivandola para no embarrarnos, sin embargo, muchos coprófragos disfrutan la porquería.

Por eso me opongo a esa mal llamada “música”. Genitaliza, anula a la mujer, vuelve a los hombres simples inseminadores y a las mujeres receptoras de gonorrea. No pongan esa “musica” en las matinés infantiles de sus hijos. Tampoco limitemos a nuestros niños a Enrique y Ana y Tico Tico. Hay música tropical infinitamente superior al regeton, que a pesar de que tampoco me agrada, es totalmente inocua, inofensiva, bailable, rescatable. No sé si ya pienso como vieja loca, a lo mejor es así, tengo una hija de 6 años a quien cuidar, y estas “señales de fin de mundo” no son nada halagüeñas para quienes tenemos hijos.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 155 times, 1 visits today)

(Visited 155 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Si no pareciera matiné infantil, pensaría que es una secta pedófila o algo así, grotescas imágenes, en especial la señora gorda que baila con un niño como de 3 años y la de la niña de 15 que baila con el mismo niño, si me lo contaran no lo creería, ojo no es un caso aislado, muchos videos hay en internet sobre cosas así, personalmente no lo he visto pero si en una fiesta a la que me toque ir veo a niñitos haciendo eso me paro y me largo. fue horrible…

  2. Que HP…esa es la maldita miseria humna…que no enseña valores a sus hijos…puedes ver como los adultos s divierten viendo a los nenes bailando de esa forma…por eso es que el mundo es asi..sin valores…

    Donde es es video???..no lo se…peor tue puedo asegurar que esto ocurre en cualquier parte de america latina…odio el regueton…en mi casa esta prohibido..si mis hijos lo han escuchado porque no viven en una burbuja…pero tampoco les agrada y espero que pronto ese ritmo desaparezca…cansicones sin sentidos,ritmos similares, prqueria

  3. No salgo de mi asombro… adultos incitando a menores de edad a reproducir movimientos de abierto sentido sexual. En mi opinión, de haberse grabado en mi país, los adultos que participan en el video pueden haber incurrido en dos delitos:

    1ºExhibicionismo sexual.
    2ºCorrupción de menores.

    Con el agravante de que la mayoría de los niñ@s parecen tener menos de 13 años y los adultos parecen ser sus padres o maestros.

    Saludos a tod@s desde España.

Leave a Reply