Razones por las que lo elegí

Todos necesitamos alguien por quién suspirar, alguien a quién esperar, alguien a quien desearle buenas noches, alguien a quien celar… Hasta yo. Pero me niego a volver a estar con nadie, pues ya sé lo que ocurre cuando me involucro en una relación. Como me conozco el libreto de memoria, elegí una nueva víctima a quien le estoy dedicando mis suspiros más sentidos. Me he vuelto muy calculadora, este hombre tiene todo lo que necesito para “enamorarme” de él:

  • es menor de edad. Lo cual significa que esto jamás será viable, pues puedo ir presa por corrupción de menores. (¿Las leyes protegen a los niños de 23 años?)
  • tiene pelada. Lo cual lo pone completamente fuera de mi alcance romántico. No le haría a otra mujer lo que no me gustaría me hicieran a mí, por eso, el que tenga pelada lo vuelve perfecto para mis planes, el típico amor imposible y ajeno.
  • es chiro. Lo cual imposibilita los encuentros. Yo jamás, jamás pago.
  • es un hijuep… Él mismo lo ha admitido. Es un mujeriego confeso que no discrimina. Muy inquieto, infiel por naturaleza, de esos especímenes que se dieron cuenta de la linda carita que tienen, pues cada vez que se rasura por la mañana el espejo le devuelve la imagen de un hijuep… hermoso.
  • escurridizo. Esos que no se dejan ver, que se pierden, que están y desaparecen. Esos me gustan, que se den aires de importancia, para que el juego de seducción se vuelva interesante. Si mucho me halagan, me hastío. Pero si se me escurre, capta mi atención, volviéndome loca.

Nunca me fijaría en un hombre “adecuado”. No quiero un hombre así. Como soy insoportable, yo misma boicoteo mis relaciones, fijándome en un enano de muy buen ver, con quien será imposible tener una relación normal. Por eso te elegí peladito. Porque necesito alguien por quién vivir. Quédate con tu pelada, sé feliz en tu relación afectivo-dependiente y enfermiza, mientras yo te deseo lo mejor del mundo, y fantaseo las situaciones más candentes que jamás sucederán porque Dios te mandó al mundo recién en 1982.

Alguien por quien vivir

Cuando llega la mañana

de otra noche sin dormir

un silencio que no es calma

una voz dentro de mi

le ha pedido a aquella estrella

que se muere en el azul

alguien por quien vivir

alguien por quien vivir

en cada encuentro te he soñado

alguien por quien vivir

en cada encuentro te he inventado

tocaste mi puerta

tocaste mi lecho

te invité a quedarte

te marchas muy lejos

yo debo alcanzarte

yo debo buscarte…

Creo que Esotéricca ya había publicado la letra de esta canción de novela argentina de los 80, cuando el peladito usaba pañales… oh Dios, disvarío.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 38 times, 1 visits today)

(Visited 38 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. jajajajajaja el manguito podría ser MI HERMANO!!!! jajajajajaja hasta que escribió manguito… que cague

Los comentarios se han cerrado.