Reflexiones baratas

No hay nada más evidente que un tonto queriéndose pasar por vivo. Es preferible parecer tonto que serlo.

Reírse de uno mismo es lo más sano. Recuerda los apodos que en épocas de infancia te decían, si logras reír con eso, haz conseguido dejar de tomarte tan en serio.

En tu camino a la cima, no uses a los demás como escalón. Sé amable, pues cuando vayas de bajada, ellos irán de subida.

Los niños dicen la verdad. Mi hija me ha dicho que soy fea, y que aún así me ama. Lo cual me vuelve tan feliz, pues hay alguien que me ama tal cual soy.

Lo minúsculo puede dar tantas molestias como satisfacciones, depende donde lo coloques. Una piedra preciosa en el zapato será molesta por muy preciosa que sea.

Juzgar a alguien por su apariencia física es tan absurdo como comerse la foto de un delicioso pastel.

Creer en un dios irresponsabiliza, crea expectativas con bases falsas, da un efecto placebo que da igual esté o no esté. En vez de hacer lo que haces en espera de una recompensa o para evitar un castigo, hazlo con la plena convicción de que se cosecha lo que se siembra.

¿Pedante yo? Sí. Al menos soy auténtica, me creo mucho, y lo digo en broma, pues el mundo estaría casi igual si yo no hubiera nacido. En cambio el pedante de corazón es un ser enfermo que considera que es un honor para el mundo recibir sus desechos.

La vida virtual se acaba cuando cierras el navegador. Allá afuera hay una vida que no se detiene y no hay nadie que pueda hacer ahi ALT F4. Ni Ctrl.Alt.Del.

¿Tienes hambre? Come. ¿No tienes con qué comprar comida? Trabaja. ¿No hay trabajo? Para quien no tiene comida en el estómago y aún le queda dignidad, las oportunidades se disfrazan de crisis.

No existen medias naranjas, sino medios coj-dos. Somos seres completos que se complementan. Si el amor te victimiza, inutiliza o te vuelve dependiente, no es amor.

El que cree que lo sabe todo no sabe nada. Y si pregona a los cuatro vientos su basta cultura, solo evidencia su pobreza intelectual.

Para parecer inteligentes, algunos usan palabras rebuscadas, pentasílabas, compuestas, griegas. El necio complica lo simple. El verdadero maestro en cambio, usa palabras cotidianas para explicar cosas complejas.

PS:

Twitter me ha convertido en un ser que estructura sus pensamientos en 140 caracteres o menos. ¡Qué tengas un buen día!

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 39 times, 1 visits today)

(Visited 39 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Interesantes reflexiones, concuerdo con ellas en su totalidad.
    Y con respecto a los tontos y a las caras de tontos en mi familia tenemos un lema: Usted puede poner cara de coj-do si la situación lo amerita, es más usted puede tner cara de coj-do si la naturaleza no lo ha favorecido; pero que le vean a uno la cara de coj-do…eso jamás!

Leave a Reply