Relación abierta

Una relación abierta vendría a ser -según mi rebatible opinión- como un matrimonio sin compromisos. Si dos personas se aman, se supone que se desea lo mejor para el otro. Se apoyan, se complementan. Pero, en un matrimonio se condicionan a una fidelidad bilateral sin la cual, la traición es motivo de divorcio y separación.

Para que funcione una relación abierta, se deben dar algunos factores que considero son claves para su éxito.

  • que la pareja tenga la suficiente confianza mutua en su amor, de manera que si quiere salir a divertirse con otra persona, no hayan celos innecesarios.
  • que no tengan hijos. Los hijos a veces son pretexto para continuar una relación que no funciona. Si la relación ha de terminar, no hay niños que se vean afectados.
  • no debe importarles el qué dirán de la sociedad, que vendrá de forma inquisidora a opinar. Los chismes serán pan de cada día, si alguien ve a tu pareja con otra persona, comenzarán los comentarios. Muy pocas personas podrían soportarlo.
  • se apoyan sí, pero manteniendo la independiencia. La parte económica -generalmente el eslabón más debil de los matrimonios- debe ser estrictamente de mutuo acuerdo, por ejemplo, él paga el supermercado, ella paga arriendo y gastos varios. Equidad, nunca ninguno de los dos debe ser mantenido por el otro. Nunca.
  • participarían -si lo desean- en reuniones swingers sin culpas, ni celos, ni niñerías.
  • el compromiso se rompe en el momento en que dejan de sentirse cómodos el uno con el otro. Si empiezan las posesividades, quien se sienta asfixiado es libre de cortar por lo sano.

No me siento lista para una relación abierta. Quisiera un hombre a mi lado, porque le gusta estar a mi lado, no por obligarlo con un papel, o que está a mi lado porque extrañaría alejarse de los hijos. Que no me exija fidelidad absoluta, pues soy de naturaleza infiel, me resulta difícil resistirme a las tentaciones de la carne. Pero no estoy lista. Aplicaría la ley del embudo: déjame vacilar a mí, pero tú deberás serme fiel hasta en los sueños. Injusto verdad? Así que me quedo sola, así estoy más tranquila. Hasta que me dé la gana perdonar a Garu, pues él no parece que pueda terminar de entenderme, quién lo culpa, nadie me ha descifrado nunca.

(Visited 3 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Difícil o mejor dicho, inaplicable para mi caso particular. Yo puedo sentir deseo (de hecho, lo siento) por otros hombres. Seguro mi pareja también siente deseos por otras mujeres. Yo quisiera estar con otro hombre, pero me sentiría muy culpable, pues yo sé que mi pareja es fiel y sería una traición. Si él está con otra a mí no me va a gustar. O quien sabe “ojos que no ven…”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>