Relación real vs. Internet

Gran revuelo ha causado el rompimiento de Jeniffer Aniston con su novio, el músico John Mayer por su adicción a Twitter. Al parecer, Mayer pasaba absorto mirando su timeline en vez de prestarle atención a la tremenda mujer que tenía a su lado. Si una mujer tan bella como Jennifer Aniston ha sido cambiada por un pajarraco entrometido como Twitter, qué podemos esperar las humildes mortales como yo… En mi caso, yo soy la adicta a Twitter, mi novio ni siquiera ha instalado Twitter Berry, alegando el no enviciarse a una actividad que aleja de la realidad del mundo tangible más allá de la red.

Es que una relación real en la que miramos a los ojos a la otra persona, y los malentendidos por la falta del emoticón necesario para darle los matices a las frases son escasos, en especial cuando la pareja es madura y existe la suficiente confianza tanto en sí mismo como en la otra persona. A pesar de la aparente globalización que nos acerca a gente de otras latitudes (entre mis seguidores tengo gente de Seul), estamos más alejados que nunca de quienes tenemos a 5o cm de distancia. ¿Han notado ese fenómeno? Cuando estamos online, perdemos la percepción del tiempo, no escuchamos lo que sucede a nuestro alrededor, es como encerrarnos en una burbuja impenetrable.

Involucrarse en varias redes sociales y querer estar pendiente de todas ellas en vez de liberarnos, nos esclaviza, admito que la curiosidad me invade cuando escucho una notificación de Facebook, aún sabiendo que es alguna invitación a un test inutil de personalidad de esos que suelen mandar los amigos de FB. Sin embargo, aunque ahora tenga la red en mis manos, de manera perenne, no permito que esa virtualidad me abstraiga de las prioridades de mi vida, mi hija, mi familia, mi novio, mi trabajo, esa gente que conozco. Mi novio es una persona que puedo ver, oler, tocar y saborear, no voy a perderme dicho bocado por estar pendiente de cada asunto virtual. Hasta este blog no es real. Y efímero. Aunque las personas también lo seamos, somos más concretas que esa gente que tal vez nunca lleguemos a tener a lado. Me sorprende ver gente que comenta en todos los blogs posibles, se une a todas las redes sociales existentes, envian invitaciones para saber a qué celebridad me parezco, que me agrega como amiga en todas las webaas que existen en Internet. Me pregunto ¿esas personas, no tienen vida de verdad? ¿No ven la luz del sol, no sienten la brisa del rio, no abrazan a otra persona, no se mojan en la lluvia, van a fiestas familiares, se encierran con su pareja un fin de semana…? Cosas de la vida cotidiana que no se hacen online.

Quien lo diria, yo, la chica tecno de la casa, la que prefiere comprarse una tarjeta micro SD a un lapiz de labios, la que paga la conexión al internet, la diccionario ambulante en cuanto a toda información que consulto en wikipedia… esta chica tecno prefiere leer un libro de papel que un ebook, prefiere abrazar a su novio que darle un toque a un desconocido en Facebook, prefiere susurrarle un secreto directamente al oído de una amiga que enviar DM vía Twitter, prefiere apagar la laptop y pasar la noche pegada al regazo del novio o dormir abrazadita con su hija. Ese tipo de satisfacciones no se encuentran online.

Enlace que inspiró este post: Jennifer Aniston rompe su relación por adicción al twitter de su novio.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 40 times, 1 visits today)

(Visited 40 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Afortunadamente me aburro muy rápido de lo que estoy haciendo así que en realidad por ahora no hay alguna página que me envicie, tengo mi rutina de visitas “foro – mi foro – otro foro – hotmail – gmail – wtf – icanhasachezzburger – 1 o 2 blogs que me interesan”, paso mucho tiempo en la pc pero no dejo que interfiera en mi vida social, si algún amigo me invita a salir a donde sea, pues no lo dudo 1 segundo y dejo la pc con cualquier cosa que esté haciendo y salgo. Ya muchos errores he cometido en el pasado por mi adicción al celular, y no lo pienso volver a repetir pues uno puede llegar a pagar muy caros sus errores…

  2. wow! es la pura neta 😛 aunque no comento en blogs y aveces se me olvida abrir el twhirl 😛 se que soy un poco adicto a esto xD y me da la misma curiosidad lo de la actividad en el caralibro 😛 pero en fin, me limitare un poco… eso si, definitivamente cuando “alguien” me dice en el msn twitter o facebook, o lo que sea, “vamos por un cafe”, “necesito un beso” (xDDDD) o “ven a mi casa” definitivamente lo prefiero a quedarme encerrado con la compu ola netbook, 🙂 creo que no soy tan adicto 😛

  3. Eso, el poder discernir entre lo real y lo virtual nos puede suceder a nosotros, quienes como seres de mediana edad vivimos los dos mundos… Recuerdo cuando con mis amigos de la escuela y del colegio nos reuniamos en nuestro parque a charlar, a inventar trepados en un árbol. Veo ahora como mi sobrina vive eso, charla, inventa, pero a través del ciberespacio, sin contacto real.

    Será que nosotros, con nuestras adicciones modernas, dejamos, permitimos o inclusio fomentamos que las nuevas generaciones no vivan el mundo real???

    Que angustia.

  4. Sí lo leí. No hay tal paralelismo, es un título vendedor que busca atraer intelectuales.Un abrazo Silvi.

  5. que se puede decir…. yo prefiero realmnte a alguien a quien abrazar, caminar bajo la lluvia buscando un refugio, alguien con quien crecer, amar y acompañar.. lamentablemente hay personas como mi ex q prefiere el mundo virtual..inclusive dice amar a alguien q apenas conoce de 4 meses y solo por skype jaja.. en fin.. son cosas q pasan..
    esto del web s de doble filo

    saludos y suerte a tdos

Los comentarios se han cerrado.