Relación sin sexo

¿Al cuanto tiempo de salir con una persona es prudente empezar a tener intimidad? ¿A la semana? ¿Tres días? ¿La misma noche? ¿Dos meses 5 días? Pienso que todo depende de la pareja, claro está. El apresurarse a tener sexo puede desviar la atención del intento por conocer a la otra persona. Mas sin embargo, las relaciones sexuales son un medio exquisito de conocer también a la pareja, cómo se comporta, el nivel de entrega, de complacencia, de cariño que está dispuesto a entregar.

A pesar de que mi parejo actual es un conocido de toda mi vida, a quién he tratado, con quien conviví como compañera universitaria en mis años juveniles, no nos hemos lanzado a una cama aún, en comun acuerdo para llegar a compenetrarnos en otros aspectos, ya como pareja. Soy una persona frontal, y llevé el tema a colación en una de nuestras largas conversaciones. El “problema” con el sexo, desde mi particular modo de enfrentar las cosas viene en varios sentidos:

  • empiezo a adueñarme de mi parejo. Me vuelvo posesiva y horriblemente celosa.
  • descuido otros aspectos de la relación al querer más y más y más… sexo.
  • me desconcentra de mis otras actividades al entrar involuntariamente en fantasías y ensoñaciones.

Por su parte, Eustaquio, mi parejo actual, considera dejar de lado ese aspecto tan delicioso de la vida de pareja, por fuertes motivos, como:

  • permitirnos conocernos más a fondo, sin las distorsiones que el sexo trae consigo.
  • interrelacionarnos con mi hija, de manera de que ella lo vea incursionar en mi vida de a poco.
  • evitar la posible avalancha de pasión que puede llevar intrínseca una relación sexual conmigo, es decir, mejor evitar la tentación, antes de que lo nuestro sea solo genital en vez de la relación más sutil y profunda que pretendemos tener.

Todo esto serviría para nosotros porque nos conocemos desde antes. Estuvimos involucrados en el pasado sin habernos involucrado mayormente, ambos equivocadamente creímos que no nos llenabamos el uno al otro, perdiendo la oportunidad entonces de ser pareja. A pesar de tantos “años perdidos” (que para mí no son tal, pues si las cosas hubieran sido distintas, no tendría mi hija), a pesar de lo volcánica que soy, lo tentadora que puedo comportarme, y de la enorme química que hay entre nosotros, el contacto físico no ha ido más allá de frenéticos besos y apretados abrazos… nada más. Como suelo decir, manitos sudadas.

No tenemos tiempo establecido. No sé cuánto dure esta etapa, pero confieso, la estoy pasando bonito. Lento pero seguro.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 103 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Con mi actual enamorada mantengo exactamente el mismo enfoque de pareja, me gusta conocerla así (a pesar que ella sabe que antes no he sido necesariamente lo que se llame: tranquilo sexualmente).

    Saludos Pitonizza.

  2. Hummmm… fuego, no sabes cuánto fuego hay, y electricidad y química y todo eso. Solo que no hay tiempo. Yo me conformaría con un “rapidito”, pero bueh…

Los comentarios se han cerrado.