Resaca de nuevo año

Guayaquil, 1 de enero de 2008

Sé que al postear automáticamente wordpress pone fecha al artículo. Pero, ya pues, necesitaba una excusa para escribir por primera vez la fecha de este año nuevo.

Reunida toda la family en torno al año viejo que todos gustan quemar (por lo menos el de casa es de aserrín de rápida combustión, no de palo y recubierto de venenoso plomo), esperabamos ansiosos que sean las doce. Este año NO ME DIO LA GANA de endeudarme en ropa nueva, total, estoy tan flaca que si compro algo ahora, y si cumplo mi propósito de ir al gym a aumentar mi masa muscular, para abril todo ese gasto será inutil. Asi que me enfundé en un vestido color piel, de tela gamuzada que se pegaba indecorosamente a mis huesesillos, me maquillé estilo vamp, y me trepé a unos tacones que adicionaron 6 cm a mis 1,75m de estatura. Según yo, quedé guapísima, bueno, según mi abuelita, también… me ve con ojos de amor. Y según la cámara, también me veía mas-o-menos, copulable diría yo, y sin necesidad de almohadazo o embellecedores.

Desde temprano habia enviado sms a los panas lejanos para desearles un feliz año, única tradición que cumplo anualmente (aparte de la limpieza a fondo que hago de mi closet el último fin de semana del año).

A las diez de la noche, las pestañas me pesaban… pensé, ya estoy tan vieja para no soportar tanto rimmel?.. no, es que tengo sueño. Mi prima -que por cierto, esta muy buenamoza, ha sido de familia- me ofreció un vaso de cola, la cual rechacé por preferir una cerveza. Mi hermana me miró con mala cara, pues en realidad sueno un poco grosera cuando pido un favor. Bien, redimí mi malacrianza yendo yo misma a la cocina a servirme mi vaso de cerveza, mejor dicho, jarro, a lo alemán, con la espuma deliciosa acariciando mis labios, y una agradable voz acaramelada al celular diciendome “feliz año”, antes de que se saturen las telefónicas e impidan los respectivos saludos.

Otra de mis primas está recién “arrejuntadita” y llevó a su novel marido a la reunión. Bien, este niño se propuso emborracharme, y, admitámoslo, yo tenía ganas de alcoholizarme, así que me metí suficiente levadura fermentada como para a las once y media estar lo suficientemente mareada.

Mi hija estaba aterrorizada con los años viejos, y el de la casa estaba bastante feo, digo, parecía ahorcado (si vienes a leer cuñado lindo, no desmerezco tu trabajo, pero admitelo, tu año viejo parecía ahorcado), pero, está bien, yo quedé ahorcada en deudas en el 07, así que, la representación simbólica estuvo perfecta.

Una vez que el calor nos expulsó de la casa, ya afuera podíamos gozar de los fuegos artificiales que iluminaban los ultimos minutos del 07. Los vecinos, todos emperifollados, pasaban arrastrando sus monigotes, mi hija, encaramada a mi como a un palo encebado, toda la family riendo y festejando. Yo, ansiosa por fumarme mi último tabaco.

Ya suenan las campanas, son las doce, no tenemos gasolina para encender el viejo, nadie tiene un puto encendedor, asi que mi año oficialmente comenzó a las 00h05. El 08 me sorprendió aferrada a mi hija, ella aferrada a mi, mis padres entrelazados en un beso, mi hermana y mi cuñado en otro beso, mis tios y abuelos juntos. Toda la familia sigue junta. Seguimos.

El brindis fue un cague de risa, a cargo de uno de mis tios más payasos, yo ya estaba bastante mareadilla, asi que toleré bastante bien “el conejito”, espantosisimo tema regetonero que ayer escuché por primera vez. Eso sí, no estaba tan borracha como para bailar, pero lo toleré. Comimos, reimos, nos abrazamos muchas veces, fue un año con bastante “contacto”. Aquella personita me volvió a llamar una vez pasado el tumulto. Y pluta, satisfecha y feliz me acosté a la decente hora de las 2 y media de la madrugada.

Hoy amanecí con chuchaque, pero, qué chuch-. Debía festejar que por fin terminó el 07. Tengo tantas promesas por cumplir en este 08.

Mientras tipeo esto empieza a caer la primera lluvia invernal guayaquileña. Mañana nos visitaran los grillos. Todo seguirá igual. Hasta mi alegria de vivir y el optimismo que al momento me llega a la estratósfera.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 29 times, 1 visits today)

(Visited 29 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. jaja yo aunque me decidí por la reunión familiar, amanecí en la playa y aún no se me pasa el chuchaqui, pero mujer te deseo que en este 2008 la banda ancha te mantenga siempre en contacto!!!

    Salud!!!

  2. Feliz año 2008, que bien que hayas pasado súper bien con tu familia, y bueno por acá, luego de leer tu post, me estoy animando a contar las barbaridades ocurridas por acá, eso incluirá viudas, bailes, viejos, concursos, el Ernesto, jeje… saludos.

    Pd: gracias por haber pasado retirando tu herencia por el panda blog.

Los comentarios se han cerrado.