Saluda Ecuador

Tenemos un gobierno optimista y sonriente, lo cual suele ofender a los trolles que se molestan con “la sonrisa del Presidente”, como suelen molestarse con los colores de mi blog. Si bien es cierto, la campaña Sonrie Ecuador es bien intencionada, se me ocurre una campaña que debería reemplazarla.

Diálogo en cualquier ventanilla de servicio público o privado:

– Buenos días señorita.
…. 10 segundos esperando respuesta.
– Diga…
– Dije BUENOS DIAS señorita (mmv, parece que tu marido no te satisface)
– Diga, ¿qué desea?

Se me acaban las ganas de hacer ese trámite. Me dirijo a comprar algo al supermercado.

– Buenos días.
– ¿Tarjeta Mi Comisariato?
– Dije BUENOS DIAS
– (entre dientes) buñññ diñññ
(No tengo tarjeta, pero sí educación.)

– Gracias
Al ir al pagar el caro servicio de Pazifitel.

– Buenos días niña.
– ¿Teléfono?
– Dije BUENOS DIAS
– Y yo dije TELÉFONO

Estas son las más bravas. No sé que tienen en mi contra las niñas de Pacifictel, pero nunca me contestan un saludo.

Saluden. Es gratis. Es “dar salud”. Lo que das, se te regresa. Garantizado por Pitonizza.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 55 times, 1 visits today)

(Visited 55 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Pues tienes toda la razón, las personas especialmente que trabajan en atención al cliente por lo menos debieron haber pasado por el curso de: “buenos días yo soy X en qué le puedo ayudar?”. Al parecer los únicos que saludan hoy en día son los que están obligados a pedir calificación del usuario al final del servicio, como sucede en el banco (produbanco).

    La buena atención en un servicio no debería ser una obligación sino una buena carta de presentación, es así que las empresas dan la cara a sus clientes.

    🙂

  2. a mi me pudren las de pacifictel cuando llamo al 100 (antes 104) atienden como se les da la gana, tienen una voz horrible, y a veces no dejan ni terminar mi consulta y me tiran el telefono!!

    Aca en mi trabajo tambien me ha tocado atender clientes internos y externos supremamente estupidos a quienes les cuesta decir un simple buenos dias/tardes/noches…. yo como soy payasa siempre digo “buenas madrugadas”….

Los comentarios se han cerrado.