¿Se pasó de vivo Toledo?

Ayer la prensa rosa estaba consternada. Uno de sus hijos, el director del excelente y ocurrido programa de televisión Vivos, aquel irreverente show televisivo que jamás hace chistes racistas, repetitivos ni cansones, que nunca abusa de las siliconas de las chicas sin talento pero con mucho por delante, el mentalizador de los grandiosos libretos de la novela El Cholito, La Pareja Feliz, entre otras prolíficas obras cómicas… ¿ya saben de quién hablo? Hoy tengo tiempo para escribir largo así que acomodense, que el cuento es extenso…

Jorge Douglas Toledo se inició como libretista de Mis Adorables Entenados, haciendo una aparición en un episodio en el que era el mensajero de amor de la enamorada de Rosendo Vera (sí, lo admito, yo veía Mis Adorables Entenados, pero solo mientras fueron chiros). Luego, se unió a Galo Recalde (el conocido Dr. Expertus) y David Reinoso (conocido hasta entonces como el Chino de la Manzana 12, un programa que remedaba al Chavo del 8, pero en guayaco). Ese proyecto junto con Recalde y Reinoso se llamó Ni en vivo ni en directo. Las ideas de ese primer NEVNED eran tanto de Recalde como de Toledo. La base del programa era la parodia de otros programas de televisión, una señal “pirata”. Los personajes de aquel entonces eran semi-inocentes, había un Batman (Reinoso) que no podía desprenderse del acento gringo mientras sufría peripecias en Guayaquil para concretar su romance con Robin (Recalde). Otro era el Marciano Sabrosonix, extraterrestre con alta líbido que le gustaba hacerle el “turuleque” a las peladas. Otro era Moti y Pescao, el típico longuito, bueno, no tan tipico pues tenía un morbo especial por las mujeres a quienes gustaba meterlas bajo su poncho. Pescao, personificado por Recalde, a decir verdad, era agrio. Y así todos los personajes de Recalde. Hasta que introdujeron en el elenco al deleznable Fernando Villarroel, con un papel de mayordomo maricueca que sería la verguenza de la comunidad gay del mundo… y de la comunidad de mayordomos también. Con la entrada de Villarroel, Recalde se fue de NEVDED, quedando la dirección y contenidos del programa solo en manos de J. Toledo.

Por un problema interno cuyos detalles desconozco, hay un cisma en el elenco en ese entonces en TC Televisión. Algunos actores se quedan en TC junto con Villaroel y el nombre NEVNED (creo que aquí se quedó la Caiche y M.M. Pacheco). El resto de actores, se van a Ecuavisa. Los menos agrios. Flor María Palomeque, los hermanos Cabeza, Ricardo Granizo y otros que no ubico por sus nombres. Villarroel demostrando su falta de talento, hizo un programa más horrible que el de Toledo, surgió el nauseabundo Mi Recinto, el compadre Garañón y otras aberraciones. Toledo con su staff, sabiendo que había reclutado a los mejores, esta vez no fue tonto, se quedó y patentó el nombre del grupo “Vivos”.

Desde sus inicios semi inocentes, los personajes que salieron de la imaginación de Recalde y que luego fueron patentados por Toledo, llevaban ese tinte sexual, Toledo fue más allá y puso el toque racista. Todo negro que aparece en la serie era bruto, ladrón, delincuente. Estereotipos. Prejuicios. Pronto Reinoso había pulido su talento para imitar, haciendo geniales (sí, geniales, muy buenas) imitaciones de personajes como el alcalde Nebot, el ex-presidente Febres Cordero, el ex presidente Gustavo Noboa, el ex presidente Lucio Gutierrez, el eterno candidato presidencial Alvaro Noboa… es muy frágil mi memoria para recordar el amplio repertorio de personajes públicos imitados por David Reinoso.

Una de las imitaciones más celebres por así decirlo, fue la de El Cholito, una parodia al periodista de crónica roja José Delgado. Este personaje se volvió omnipresente, anunció desde boletos de lotería hasta electrodomésticos, apareció martillandonos con su “mostrosa” actuación de forma incesante. Fue gracioso el primer mes. Luego me saturó. Pero por lo visto, al público en general le seguía gustando, tanto fue así que alrededor de este personaje plano, sin historia, se tejió una seudo novela, para la cual se convocó a actores internacionales como el que hacía de mensajero en Betty la Fea y una venezolana buena que no me acuerdo el nombre… ah, ¡Rudy Rodriguez!

La novela fue el éxito. Las cuentas bancarias de Toledo, Reinoso y Palomeque se engrosaron a niveles que nunca ellos hubieran imaginado. Ellos, otrora teatreros callejeros que pasaban un sombrero para recaudar monedas. Ella, reina del 28 de Mayo, de un momento a otro, ahora se mudaban a Pelucolandia, manejando carros de lujo, viviendo una vida de jollivud criollo, huyendo de los paparazzi cholos de las cámaras de Vamos con Todo y demás programillas de farándula.

Si “El cholito” fue el éxito, la novela de Moti será otro éxito. Pero Ecuavisa no quiso apostarle a ese proyecto, y Toledo y compañía se fueron a Teleamazonas, el lindo canal independiente, el único que pasa documentales y programas de investigación. Había que meterle un programa que denigre su programación. Así, “La pareja Feliz, otra historia sin historia que a la fuerza se creó para seguir manteniendo el estilo de vida faranóico de sus mentalizadores. Una de las “actrices”, una niña de 17 años cuyas lineas en el libreto se limitaban a 3 palabras unisílabas fáciles de recordar, ahora hace estallar una bomba que tiene en vilo a Angelo Barahona:

“El me violó”, llegó la niña llorando a casa. “Me invitó a su casa a celebrar que iba a darme un papel más protagónico, a tomarnos unos tragos y a jalar unas líneas de cocaína, como toda celebración normal… salió en toalla, y abusó de mí y lo filmó con su celular”.

¿Quien se pasa de vivo en esta historia? ¿La niña, que acepta entrar a casa de un hombre en toalla a beber whisky y drogarse? ¿Toledo, que buscaba chicas con mucho talento por delante y por detrás para que adornen las pantallas?

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 699 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Mmmm valida tu aclaración, aunque en cuanto al patucho reinoso yo me referí en cuanto a que es el que llena el bolsillo a los demás con sus actuaciones, es muy buen actor, lamentablemente tiene(o tenía?) un director que no explota toda su capacidad, puesto que burdamente le encierra en juegos de palabras trillados y cuadrados, aunque el también se deja dirigir de esa forma, parte y parte. Pero el es la gallina de los huevos de oro.
    Gracias, si el mismo Granizo, si es coincidencia o no, pues, ojalá la ley lo determine.

  2. De acuerdo con todo, excepto lo de maricuecas, suena homofobico y es tan despectivo como los chistes etnocentristas y machistas.
    Por lo demas, cuando a una mujer la abusan, siempre es la victima, no hay vuelta. Si queria tomarse unos tragos o esnifar un poco de polvo, no significa que quiera tener relaciones. Aunque me parece que en este tipo de casos, al tratarse de un “famoso” algunas mujeres van con algo de dedicatoria para luego chantajear. Pero al final, el bruto y zafio es el, nadie mas.

  3. No esperaba ver estos temas aqui.. pero en fin, estoy de acuerdo con eso del horroroso estilo morboso e hipocrita de los programas faranduleros, si la nueva ley de comunicacion es mordaza.. q se la pongan rapido al ridiculo clan de vamos con todo!

  4. Usé el término “maricueca” pues lo sentí menos peyorativo y despectivo, y resultó lo contrario. Mis disculpas a quienes pudiera haberles ofendido.

  5. lo de cocainomanos todo el elenco de vivos lo es pero los dueños de orgias y aberraciones siempre han sido toledo y reinoso, he estado casi presente en esas vainas y se de lo que son capaces asi que no me asombra que esa nena de 17 haya sido violada y como nota del diario ella indica que fue a casa de toledo y el la invito a tomar unos tragos y despues saco la coca, cuando ella ya se sentia mareada por algo mas que le habian hechado en el trago pero despues de tanto blablabla…

    todavia no me cuadra me suena a chantaje o que se hizo publico algo que siempre ha pasado con esos comicos

  6. Francamente, Pitonizza, lo que ocurra o deje de ocurrir a nuestros “emblemas de la actuación cómica ecuatoriana” me preocupa tanto como los derechos humanos de los reguetoneros.
    Tantísima gente poniendo gritos en el cielo sobre la conducta aberrante de estos “artistas”, cuando son ellos mismos los que tienen la capacidad de hundirlos y destruirlos. Y todos realmente, tenemos el poder de hacerlo. Toda la diferencia la hará nuestro dedo índice apretando el botón de OFF o de cambio de canal (aunque la última acción desemboque en espectáculos mucho peores, tal cual el susodicho Villaroel).
    Por desgracia, tal afirmación tendría peso en un pueblo culto, educado, con la capacidad para discernir cuál es la opción fresca, inventiva y entretenida; de la escoria, de la basura, de la miseria. Y por ende TC televisión será el canal más visto en nuestro sufrido país delante de RTS y canal UNO. Esas oleadas de abominación neuronal y destrucción de conciencias masivas seguirá siendo un producto exitoso mientras la gente siga así de bruta.

Los comentarios se han cerrado.