Sígueme sígueme: el perfume

En un mail que llegó ayer a mi bandeja de entrada, me solicitaron el perfume del “sígueme sigueme” con las palabras textuales: “he leido que lo vendes a tus clientes. ¿me lo podrias vender?“. Este mail desencadena el post que van a leer a continuación…

La primera vez que escuché la expresión “sígueme sígueme” fue en mi época colegial, estoy hablando de más de 20 años atrás. Como chiquilla inexperta con los chicos, que como sabemos, cuando tienen 13 piensan, actúan y se comportan como niños, había un chico que me traía loca. Rubio como Xavier Serbia (de Menudo), este ejemplar masculino (a quien llamaré Matías) fue el conejillo de indias con quien experimenté todas las patrañas, brujerias, hechizos y encantos para atraerlo a mí. A la temprana edad de 13 años, comprendí que todo eso son patrañas inútiles.

Cuando le hablé de mi triste situación a la bruja del curso, una niña como yo que fungia de esotérica (luego, le quité dicho título), ella presurosa me aconsejó qué hacer. Como eramos amigas, me regaló un frasco de una sustancia roja, con un olor entre Pinoklin, Menticol y Fresco Solo, es decir, bastante repugnante. La promesa era que si yo lograba que Matías oliera ese perfume, se enamoraría de mí para siempre. Tal era mi desesperación de niña de 13 años, sin tetas ni ningún atributo que pudiera atraer a dicho niño de 13 años que estaba más interesado en jugar pelota que en cualquier niña que le rondara, que me puse el sigueme sigueme. Esa pestilente colonia no consiguió que Matías me tomara en cuenta. Jamás me dio la hora y nada funcionó, ni los trucos de escribir su nombre junto al mio con tinta roja en papel pergamino que atravesaría con un alfiler rojo enterrado por donde el siempre pasa… ni las velas, rezos ni San Antonios nada.

Lo que sí funciona

Nada de lo que yo, o cualquier otra niña más linda que yo iba a atraer a Matías, él no estaba interesado en romances. Ahora, cuando han pasado décadas, sé como atraer a un hombre, sin el uso de artimañas o amuletos que rayan en la superstición.

  • Tantea el terreno. Si el chico te da señales de interés, seguro dará el primer paso, solo ahi permítete seducirlo. Es muy feo andar de resbalosa con hombres a los que definitivamente no les gustas. He escuchado a hombres decir que Paris Hilton es fea (a mi me parece hermosa). Esto significa, que para todo hay gustos. Sin embargo, también hay un horrible refrán que no pierde vigencia “con que tenga hendija aunque sea lagartija”. No te permitas ser la lagartija de nadie, date tu lugar como mujer.
  • Una vez que tengas evidencia de que el hombre siente atracción por ti, actúa. Coquetea siempre de forma sutil, velada, glamorosa. Una mirada furtiva, y luego no volver a posar los ojos en él, eso los enloquece.
  • Cuando lo tengas cerca, haz contacto físico, nuevamente aclaro, sutilmente. Toca su hombro al descuido, sin exageraciones, no irrumpas violentamente en su espacio, avanza lentamente… y retrocede.
  • Deja que sienta tu olor, y nuevamente retrocede. Pero que tu olor no sea a sígueme sígueme, tu propio olor corporal está lleno de feromonas que atraen machos a muchos metros a la redonda, elige el macho de tu agrado y deja que te “huela”, para ello, mueve tu cabello cerca de él, o acércate discretamente, dale a sostener algo tuyo que tenga impregnado tu aroma. Los machos tienen el olfato muy desarrollado, y este sentido es el más primitivo. Si le gusta tu aroma, lo tienes casi asegurado.
  • Seducelo con palabras, demuestra que tienes algo en la cabeza a más de cabello. Muestrate espontánea, haz gala de tu inteligencia y buen humor. Así, el hombre no solo querrá tu cuerpo, sino conocer a la mujer que vive dentro de ti.
  • Por favor, olvida cualquier tipo de receta, embrujo o magia. Eso no funciona. Espero que mis consejos sí te sirvan, y no te costarán nada.
(Visited 467 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Espero que las mujeres lo lean… aunque creo que más bien los hombres le hemos puesto más atención a este post.

    Nos vemos en Tour of the Universe Pitonizza

    Saludos.

  2. yo mas bien digo “en epoca de guerra cualquier hueco es trinchera” jojo

    y siiiii el olor corporal, cuando es agradable, me enloquece xD

  3. La sección para el feed de mi blog se llama “Zígueme, zígueme”, jejeje, fue inspirado precisamente en aquella fragancia…
    Y muchas han caído. Jojojo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *