Sobredimensionando estrellas de la farandula

Leo atrasadamente El Universo del día domingo quedando estupefacta con estas palabras textuales:

El oscuro gris se ha tomado la ciudad. Lo tenue reemplaza la alegría de nuestro pueblo, mientras que los colores se transforman en una tonalidad que raya en lo sepia. Uno puede asumir que la cruda estación y clima actual son los responsables de nuestra vida entre penumbras, pero la verdad es que esta realidad se debe a que la conductora de TV Marián Sabaté nos ha abandonado. […] nuestra querida presentadora ha dejado un hueco más grande que el de la capa de ozono y con peores consecuencias. La televisión y Marián conforman una simbiosis única, lo que le pase a una de las partes afectará a la otra, y con su momentánea partida los televisores que adornan los cuartos y salas de las familias ecuatorianas han perdido su brillo.

Entiendo -pero no comparto- la admiración que una persona como Marian puede despertar en el público. Pero que su falta en la televisión tenga consecuencias más graves que la capa de ozono me parece exagerado. Estoy acostumbrada a leer esta pasión en un blog, donde la subjetividad prima y el dueño del blog matiza cada articulo con sus gustos,preferencias, amores y desamores. En un diario de circulación nacional, resulta risible, por decir lo menos, prestar un espacio tan grande a las adoraciones enceguecidas de un fanático de la “diva” cuarentona. Muchos podemos discernir entre una columna de opinión y la versión oficial del diario, pero ¿el lector promedio lo hará?

¿Qué hacía Marián que era tan relevante? Hablar de otros, opinar sobre las relaciones, rupturas, deudas, vestidos de novia, consejos y rituales esotéricos para fin de año, lencería, modelos de lencería, dimequetediré… muy “constructivo”. Y ahora que ella se ha alejado de la tele, más nos vale tirar la caja boba y dedicarnos a leer libros. Y por supuesto, rezar para que regrese esta niña a protegernos de los rayos UV cuya función malamente la cumplía la inutil capa de ozono.

Si yo, Pitonizza, millón años luz menos conocida en el medio que Marian, blogger infinitamente menos conocida que Eduardo Arcos, decido suprimir este espacio, el revuelo no durará más de un día. Algunos se entristecerán, otros se alegrarán, me sorprendería que alguien escriba en su blog al respecto… pero nada más. Con esto no quiero decir que envidio la fama de nadie, ni que espero un homenaje post mortem de este blog. Talvez estoy en un error, yo pienso que un medio de comunicación masivo no se debe prestar a estas expresiones de opiniones personalísimas a la que los bloggers nos tienen acostumbrados. La naturaleza de los blogs se presta a leer artículos del tipo “la banda XYZ es la mejor del mundo”, según veredicto y juicio del dueño del blog. Enojarse con un blogger por expresar subjetividad en su espacio, es estúpido. A lo mejor también es estúpida mi actitud de sorpresa al leer un artículo del tipo bloggeril en un periódico de nivel nacional.

El mundo no se acaba por la falta en las pantallas de Marian, ni mucho menos por la desaparición de Pitonizza de sus feeds. Ya vendrán otras.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 36 times, 1 visits today)

(Visited 36 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Este fernando tan sincero con sus comentarios, ya habia olvidado esa epoca de los 4 amigos que eran los dueños del mundo….
    Pero solo fue un cambio de mando…esos todavia existen

  2. Pues te entiendo entre que si y que no, por ejemplo aqui en noviembre murio una sexologa que se llamaba Anabel Ochoa, aun que los medios no le dieron mucha importancia a muchos de los que la escuchabamos en su programa de radio si nos tiro la tristeza cañon. Era una buena y gran persona, daba buenos consejos y, bueno ayudo mucho a la apertura sexual en Mexico.

Los comentarios se han cerrado.