Sociedades, masas

Ellos* pretenden convertir a las naciones en sociedades organizadas como hormigueros, rebaños o colmenas. Donde las personas se comportan como masas y se especializan en una sola labor, a esa se dedican y no entienden que existen otras actividades. En estas sociedades, los individuos se difuminan en la masa, sus particularidades no importan, parece ser igual a las demás hormigas-abejas-personas. La pérdida de un individuo no constituye mayor drama para el hormiguero/colmena. En eso nos pretenden convertir. Creo que lo están logrando.

Sociedades hormiguero

La gente, al igual que las hormigas, se alinean. Las hormigas se alinean en fila. Las personas, se alinean a sus igente-alineadadeas, casi todas heredadas o impuestas. Dichas ideas le dicen qué está permitido o qué no, qué trabajo se alinea a su género, qué apariencia se alinea a su edad, hasta qué nivel es capaz de ascender de acuerdo a su posición social. Ninguna hormiga obrera sueña con ser hormiga reina. Lo mismo con las sociedades hormiguero, donde las personas han perdido esperanza. La gente alienada hace su tarea sin imaginar por un momento otras formas de vivir. Pero a diferencia de las hormigas, las personas alineadas emiten criterios sobre las que no lo están. Su sistema binario impone un maniqueísmo perenne donde hay solo dos alternativas: o estás conmigo o estás contra mí. Mientras más alineada se encuentre la persona, mayor es la probabilidad de intolerancia a las decisiones ajenas que difieren de sus elecciones personales.

Sociedades rebaño

pastor-a-punto-de-esquilmar-una-ovejaComo rebaños donde cada oveja individual solo importa por su peso y estado, las personas en sociedades rebaño son simples estadísticas en una tabla.  Sus problemas individuales no le interesa en lo más mínimo al pastor, mientras la oveja esté saludable, con buen peso y produciendo, la oveja permanecerá en el rebaño. Igual con las personas, que no hagan nada diferente para ser aceptadas en la sociedad rebaño. Porque las que deciden escapar, se les considera ovejas negras, disidentes. O tal vez no era una oveja si no un cabrito infiltrado o una cabra loca, esas que hacen lo que les da la gana. Sea como sea, la oveja que se pierde del rebaño es una oveja que se salvó de ser esquilmada, pues es el destino de todas las ovejas del rebaño. Las religiones organizadas, sobre todo las abrahámicas son un claro ejemplo de una sociedad rebaño entregada a un pastor que las controla, haciendo lo que éste les diga hasta antes de ser ejecutadas.

Sociedades colmena

abejas-colmenaUn oficio sin parar que la abeja esta condenada a realizar, le guste o no. Una persona que debe dedicarse a algo que deteste, porque necesita el dinero. Todo el enjambre se encarga de mantener a la abeja reina. Las sociedades colmenas están jerarquizadas: la clase obrera se encarga de engordar a la reina. Así nuestras sociedades trabajan sin esperar que nada cambie. Están resignadas a ser obreras, o cajeras en un supermercado, o prostitutas en una esquina. No ven otro oficio. O no pueden verlo, están adormitadas cumpliendo su trabajo.

Sin embargo y aunque suene excesivamente optimista, estoy segura de que estas similitudes con sociedades masa en algún momento van a desaparecer. La humanidad llegará a evolucionar y comprender que cada quién es libre para hacer lo que quiera, que el único límite es el respeto irrestricto, incondicional a los demás. Jamás hacer daño, es la única excepción, por lo demás, todo está permitido y la sociedad respeta y no opina maliciosamente sobre las decisiones de los demás, porque cada individuo está realizando su tarea, elegida por él mismo, no impuesta por convencionalismos. Quien hace lo que le gusta, es feliz. Y quien es feliz, no se inmuta por lo que los demás hacen o dejen de hacer. Todos felices, estoy segura, es posible.

Aunque queda la otra posibilidad y estas sociedades en masa sean sencillamente el equivalente humano al hormiguero-rebaño. Sea como sea, la humanidad se iba a organizar como se ha organizado hasta ahora. Queda esperar que más individuos despierten y entiendan que es posible desmoronar este sistema injusto y crear uno nuevo. Dejar de quejarse y cambiar las cosas. Aceptar tus individualidades y ejercerlas. Tolerar las diferencias de otros y respetarlos. Colaborarnos entre todos. Poco a poco, somos muchos y si nos organizamos podemos hacer cosas estupendas.

volando-juntos

*Ellos

Ellos: reptilianos, la élite, las corporaciones, los banqueros, los illuminati, Enki y Enlil… el nombre es lo de menos, mas no descarto la idea.

La letra chiquita

No me tomen muy en serio. Tengo ideas conspiranóicas muy locas, pero de ellas prefiero no escribir en mi blog. Son mis ases bajo la manga para mis escritos de ficción, pues, a pesar de ser una conspiranóica confesa, no le doy mucha importancia a esas conclusiones, he venido elucubrando por años de leer y leer todo lo que ha caído en mis manos, sumándole a aquello mi fructífera imaginación. Así fue como hoy les he revelado uno de los ingredientes de mis historias: mi fascinación por lo improbable.

 

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 58 times, 1 visits today)

(Visited 58 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Leave a Reply