Soledad con Vista al Mar

De la pluma del joven dramaturgo guayaquileño Cristian Cortez, nos llega Soledad con Vista al Mar, una historia compleja que muestra las diversas facetas del amor: el amor filial, el amor a la patria, la ausencia, la esperanza. Los personajes se mueven como llamando a la tragedia, anticipándola, abonando el terreno para que el desenlace sea inevitable. Esta obra está cargada de mucho simbolismo y como tal, su interpretación no debe nunca hacerse de forma literal. La crítica social que el autor propone, pone el dedo en la llaga, desnuda las taras de nuestra idiosincrasia, dice las verdades de forma a veces cruel, a veces adornada con eufemismos.

Soledad es una madre entregada a su hijo, totalmente consagrada a sacarlo adelante sin la ayuda y el soporte de un hombre. Su pasado atribulado junto a un marido hosco sienta el precedente para su incierto presente. Acepté encarnar a Soledad por el inmenso reto que conlleva imaginar cómo hubiera sido mi vida si me hubiera tocado criar a mi hija a mí sola. La incertidumbre que vive mi personaje es innimaginable para mí. ¿Cómo recrear esa angustia, si nunca la viví?

Antonio es el hijo de Soledad, hijo de una tradición militar de la que su madre esperaba apartar. Es un joven ingenuo, muy noble. Su inocencia lo embarca en un viaje cuyo destino es oscuro, como el mismo infierno. Con todas las influencias en su vida, Antonio se ve empujado en una espiral sin retorno. Particularmente, detesto todas las instituciones rígidas e inflexibles. En lo único que coincido con Soledad es que a mí también me encantan los desfiles, es lo único que saben hacer bien los soldados.

El Grupo de Teatro JMQ Espol ha venido trabajando en el montaje de esta obra por meses. Mis compañeros, jóvenes llenos de energía y vida, a la mayoría de los cuales les llevo más de 20 años, me han enseñado cada uno de ellos una lección. En cada ensayo, en cada taller de Expresión Corporal, en cada reunión, siempre me llevé una enseñanza. Yo nunca desprecio una lección que me dé alguien más joven que yo, que mi edad nunca me dé esa prepotencia. Y es esta energía juvenil la que se verá expresada el día Miércoles 12 de Agosto, día en que estrenamos Soledad con Vista al Mar.

No quiero “spoilear” más la obra, en otra oportunidad escribiré un artículo específicamente para desmenuzar los personajes, los símbolos, los extraños diálogos que se dan en esta obra. Los espero el día de la función.

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 193 times, 1 visits today)

(Visited 193 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.