Image

Archive for amor

Obsesionada con la belleza

Hay una gran diferencia entre “estar obsesionada con” que “estar obsesionada por”. Mi obsesión y fijación por lo que es bello ha sido constante en mi vida. Estar obsesionada con lo bello es apreciar lo hermoso que nos rodea, sea esto arte, música, incluso otras personas. Estar obsesionada por la belleza en cambio es querer acaparar esa belleza para sí. Consume y acumula. Y dejar de vivir aquí y ahora por querer calzar en estándares ajenos. Y sufre por la apariencia, sin recordar que la apariencia física es temporal, que todo es efímero, que todo cambia, que lo que hoy es mañana no lo será.

 Seguir leyendo... (794 words, 3 images, estimated 3:11 mins reading time)

Making love in English

Ayer sufrí una pataleta apoteósica debido a mi hastío por tener que traducir todo, ¡hasta mi boda tuve que traducirla al español, pues en el Registro Civil no hay un solo funcionario que oficie la boda en inglés!

lovemakers

Love makers

Estoy condenada entonces, a traducirlo todo al inglés, lo más mundano, lo más trivial, intrascendente, tengo que traducirselo. Así es ser esposa de un gringo que no habla español en un medio como el ecuatoriano donde es muy difícil encontrar gente que hable inglés decente. Quienes ven nuestra relación de forma superficial, aconsejan que yo le enseñe español a mi pareja, tachándome de “egoísta” al hablar entre nosotros solo en inglés, pues “estoy practicando”. Mi esposo tiene 5 años viviendo en Ecuador, vino sin hablar una sola palabra de español, y sin poder siquiera pronunciar mi apellido “Riofrío”, todo un reto para alguien que nunca ha pronunciado la letra “R” como lo hacemos los latinos.

 Seguir leyendo... (536 words, 1 image, estimated 2:09 mins reading time)

Escenarios para hacer el amor

PrisAndDanSay

No podemos estar cerca sin tocarnos.

¿Cualquier lugar puede ser testigo mudo de la concupiscencia humana? Supongo que no para mí, pero lo puede ser para otra persona, en cuyo caso, la respuesta a esta cuestión sería que sí, cualquier lugar se puede prestar para hacer el amor. O al menos tener sexo, que no es lo mismo. En mi caso, yo prefiero la intimidad, la discreción y seguridad que me da mi alcoba, donde cuido de cada detalle para que el espacio sea el marco perfecto para dar y recibir amor. Sin embargo, la diversidad humana es tan amplia que lo que para mí constituye un “matapasiones” a otros no les apaga la llama. No podría “ponerme en el mood” en un lugar ruidoso como una salsoteca, que supongo cobijó a más de una pareja calenturienta.

 Seguir leyendo... (888 words, 2 images, estimated 3:33 mins reading time)

Enamórense y cuéntenmelo.

Me encantan las historias de amor. Ya me contaron por ahí algunas, encuentros inesperados, lugares inusitados, tiempo compartido entre problemas y alegrías, como las que dan los hijos, como las que dan la vida. Me contaron en secreto algunas intimidades, y por pudor y respeto a quién me lo contó, no repetiré, pero no puedo evitar llevarme de sus historias pequeños retazos para vestir personajes futuros. Les copiaré los pasos que dieron, los besos que se dijeron entre sombras y a plena luz. Recrearé esos diálogos indecisos de las primeras salidas, añadiendo en los avances provocadoras palabras que resultan en caricias torpes al principio, haciéndose más osadas cada vez. Calcaré esas caminatas que me describieron, las pondré en otros sitios del planeta, alteraré sus historias sin exponer sus pedazos de vida, sin ser infidente, sin ser indiscreta.

 Seguir leyendo... (174 words, 1 image, estimated 42 secs reading time)

Sexo y alimento

Una de las razones por las cuales considero justo pagar más por comer en un restaurante decente, es por el añadido de los otros sentidos al acto de comer. No es solo saciar el apetito en un comedor de esos que mi esposo les llama “almuerzo place”, que sí lo he hecho, sí lo hago, pero admito que disfruto muchísimo más una buena mesa, con música ambiental que permita conversar. Me gusta ver un bonito candelabro mientras degusto mi cena. Es mucho mejor que una vereda en pleno centro de la ciudad, con smog y ruido del tráfico. Lamentablemente, muchas personas sacrifican satisfacer sus otros sentidos, solo buscan aplacar el hambre. Se enorgullecen cuando dicen no pagar piso. Y por ello han desarrollado la habilidad de comer en tarrinas, sin cubiertos, parados, bebiendo jugo de una funda.

 Seguir leyendo... (510 words, estimated 2:02 mins reading time)

Terminando con tu novio en la era 2.0

Las redes sociales nos permiten interconectarnos con conocidos y extraños de una forma que nunca antes habríamos podido. La rapidez con la que difunde el mensaje y la interacción resultante crea reacciones veloces insospechadas. Tal velocidad más la impulsividad que caracteriza a ciertas personas, puede dañar o alterar relaciones de una manera profunda. Analicemos someramente las tres formas más populares de terminar una relación en la era dominada por la red.

Twitter: enviar un DM terminando una relación para luego  “unfollowear” y reportar como spam al ex es una forma por demás frustrante para el “abandonado”, a quien solo le restará hacer replies, pedir que sean retwiteados, y adivinar lo que dice la otra parte en cuestión si es que ésta protege sus updates.

 Seguir leyendo... (374 words, estimated 1:30 mins reading time)

Ya quiero que llegue la Navidad

Es tanta mi ilusión navideña que por primera vez en mi vida como blogger he puesto un template navideño, con nieve y todo. He recobrado las ilusiones infantiles de querer ver el árbol de Navidad presidiendo la sala de mi casa, poner las luces en las ventanas y llenarlo de colores brillantes. Es que esta Navidad será diferente para mí, un preámbulo, un inicio, un nuevo comienzo. El año pasado la vida me arrebató mi mayor tesoro. Este año me compensa con este nuevo renacer.

 Seguir leyendo... (146 words, estimated 35 secs reading time)

Ponle picante a tu vida sexual

Siempre me dijeron que la vida sexual en el matrimonio se empieza a volver aburrida, rutinaria, repetitiva, siguiendo los mismos guiones, acortando su frecuencia y duración. Eustaquio, mi marido, y yo, no quisimos que aquello pase, para evitar salir a buscar en otras personas lo que no teníamos ya en casa. Hay mil y un formas de evitar que el hastío llegue al dormitorio, y muchas veces una visita al Sex-Shop puede hacer la diferencia. Dejando de lados tabúes y mitos, todo lo que una pareja consienta de manera mutua es válido, de manera que mi marido y yo gozamos de innovar, sorprendiendonos el uno al otro. Gozo mucho enviando a su celular mensajes eróticos en horas que sé está en una importante reunión, de manera que cuando llegue de la oficina, yo no tengo escapatoria alguna. Solemos jugar a roles, compartir afrodisiacos, cambiar los escenarios para retozar, ya sea en la cocina, en el jacuzzi, o en el patio trasero. ¡Hay tanto por jugar! El devorarnos mutuamente haciendo uso de aceites y cremas -incluída la maravillosa Lluvia de amor, que estimula de manera óptima el punto G- es tan gratificante, un placer inmenso imposible de describir. Y los consoladores, o vibradores como prefiero llamarlos, aquellos juguetes con tantas posibilidades como la imaginación de la pareja, son armas que no deben quedarse en el velador como un juego solitario. Considero que el sexo es parte esencial en el matrimonio, mantener viva esa llama es vital para consolidar todo lo demás.

 Seguir leyendo... (269 words, 1 image, estimated 1:05 mins reading time)

Posteo esporádico

La vida de casada me impide mantener el ritmo del blog como lo hacía antes. Ahora, a más de cuidar a mi hija, cuido de mi esposo, pues como todos sabemos, los hombres son niños eternos. A decir verdad, disfruto de mimarlo, tenerle la ropa lista y preparar comidas para él. Antes de casarme, yo veía esa dedicación como servilismo innecesario, pero al vivirlo, he notado que no es así. El amar a alguien vuelve a esas tareas agradables. Hemos dividido los quehaceres domésticos, y así como compartimos la cama y el espejo del baño, compartimos las labores. Así como hay un día para el fellatio y otro para el cunnilingus, cuando yo cocino y el lava los platos.

 Seguir leyendo... (204 words, estimated 49 secs reading time)

Temores prenupciales

En menos de una semana seré la Sra. de Eustaquio. Me perforarán la cédula. Amaneceré a diario de forma legal con el mismo hombre. A más de feliz, admito estar muy nerviosa, pues la relación que he llevado con mi novio desde que eramos amigos, ha sido fantástica, y espero que la firma aquella no la deteriore. Nunca hemos dejado de ser amigos, y espero que nunca dejemos de ser novios.

 Seguir leyendo... (395 words, estimated 1:35 mins reading time)

Perdona todas las ofensas

De todo corazón perdono a quién ha intentado mancillar gravemente la memoria de mi recientemente desaparecida madre:

Nada justifica expresar tanta vileza, ni los tragos de más, ni cualquer “ofensa” que yo pude haber ocasionado, ofensa por la cual que en su oportunidad ya expresé mi debidas disculpas. He cerrado ese capítulo y no pretendo escarbar ese tema. Mi hermana, reciente twittera, entró en cólera cuando leyó dichos twitts al hacer un search con mi nick Pitonizza. Ella se sintió dolida, pero a ella le digo: no te preocupes hermanita. Una persona que albergue tanta bajeza en su corazón, está cavando su propia tumba. Alguien con tantos resentimientos necesita ayuda psiquiatrica urgentemente, de lo contrario terminará sus días en soledad, pues la sociedad tiende a marginar a los desadaptados. Esa será la consecuencia de sus actos. El odio solo daña a quien lo emite, no a quien lo recibe.

 Seguir leyendo... (168 words, 1 image, estimated 40 secs reading time)