Image

Archive for Guayaquil

Cosas bonitas que se ven en un bus

4 años compartidos con mi esposo hasta ahora me han dejado una enseñanza clave en la vida: enfocarse en lo positivo siempre es la mejor actitud. Es facil si vives en un bonito barrio en L.A. Pero hacerlo en Guayaquil es un verdadero reto. Aún cuando vivíamos en Durán, él siempre me lo recordaba. “No te fijes en lo malo, cambia tu atención a lo que está bien”. Pero ¿qué puede estar bien dentro del caos que representa la avenida Samuel Cisneros a la entrada de la Primavera 1? En ese momento no lo entendía, pero poco a poco fui moviendo mi atención. Mi actual punto de vista me hace encontrar frutos frescos en bonitos platos multicolores. Comerciantes que venden chucherías y novelerías de las que me encanta ponerme. El cincuentón es un paraíso donde encuentras baratijas que disfruto: vinchas, areticos, reposteros… el buen ojo se fija en lo útil que puede ser un trasto y por 50 centavos y mucha creatividad lograr un detalle ya sea para decorar la casa o el cabello.
Esa apreciación a las cosas más sencillas hace que cosas más lindas sucedan. Y aunque suene muy new-age, se atraen situaciones, personas y cosas sintonizadas al mismo nivel en el que tenga puesta mi atención.

 Seguir leyendo... (535 words, 1 image, estimated 2:08 mins reading time)

¿Jardineras o basureros?

En plena área regenerada de la Bahía en el centro de Guayaquil, es lamentable y vergonzoso ver jardineras convertidas en basureros, donde los desperdicios han reemplazado los arbustos y árboles que deberían estar ahí. La impresión que da es por demás indignante. A vista y paciencia de policías metropolitanos y aseo de calles. La ciudadanía en general parece haberse acostumbrado a la porquería. ¿Por qué no apreciar la belleza de lo limpio, lo pulcro, lo estético? Vándalos que destruyen los hierros, carros que se han precipitado contra estas estructuras, dañandolas, sin que sean reconstruídas. Mendigos que usan estos espacios como “despensas”, depositando ahí sus fundas, cartones, comida putrefacta que recogen de basureros. Si bien es cierto, Guayaquil ya no luce tan descuidada como años atrás, antes de que Febres Cordero literalmente limpiara la ciudad, es evidente que no es solo cuestión de Alcaldes. Nuestro actual burgomaestre Jaime Nebot también ha regenerado cientos de parques, veredas, malecones. Y nuestro presidente Rafael Correa enarboló en su campaña una bandera verde, símbolo de respeto a la ecología. No podemos maquillar a una persona enferma y pretender que ya esté bien. El cáncer está en cada ciudadano que bota basura, y en cada ciudadano que permite que otros lo hagan. No es cuestión de que las autoridades hagan algo. O que se pongan policías, cámaras de seguridad, multas estrictas. Es cuestión de amor. Amor a la ciudad. Yo amo cada adoquín de Guayaquil, cada iguana, cada hoja de los árboles. Sin embargo, mi amor no basta.


Desterremos este cáncer. Empecemos con nuestros hijos, inculcandoles el respeto a la propiedad pública, que de hecho, son bienes prestados que debemos heredar a las siguientes generaciones.

Un día en el Museo

Ver a Guayaquil a través de los ojos de un reciente migrante suele ser una suerte de descubrimientos insospechados. Al menos para mí, que a veces camino a 50 Km por hora sin fijarme en los tesoros que tenemos al alcance. Allí, en pleno Boulevard, la villa Herlinda que fuera propiedad de Don Ismael Perez Pazmiño se yergue en la esquina de Carchi y 9 de Octubre. Esta propiedad, convertida en museo, es actualmente administrada por el Banco Central del Ecuador. De estilo ecléctico morisco, profusamente adornada con azulejos con motivos del Quijote de la Mancha, en su hall de ingreso la impresionante lámpara domina el lugar. Una curvilinea guía nos recibió, Génesis, joven cuya belleza es típica de las guayaquileñas promedio, su amplia sonrisa y su dominio del tema nos sedujo de inmediato adentrándonos en la casona que fue restaurada para albergar parte de la colección de piezas arqueológicas de Presley Norton.

 Seguir leyendo... (385 words, 4 images, estimated 1:32 mins reading time)

Prohibido besarse

Uno de mis lugares favoritos en Guayaquil es el Malecón. Antes, el Malecón era un lugar degenerado, donde la gente acudía a besarse, morbosearse, toquetearse, masturbarse. Era un motel al aire libre donde incluso a altas horas de la noche, parejas furtivas iniciaban la danza sexual entre las sombras de los árboles de forma completamente impune. Admito que en 1989 yo también me oculté tras La Rotonda a ensayar besos franceses con mi enamoradito de ese entonces. Eran los primeros besos de mi vida, bajo la mirada de Bolívar y San Martín.La regeneración llegó, y pasamos del extremo del exhibicionismo descarado al curuchupismo mojigato. Actualmente los besos en el Malecón “2000” deben cumplir los siguientes requisitos:

 Seguir leyendo... (303 words, estimated 1:13 mins reading time)

¿Con esa boca besas a tus hijos?

Lo admito, no soy una blanca palomita. Cuando me rebasa un bus o se me atraviesa un peatón imprudente, suelo molestarme diciendo una que otra palabrota. Últimamente modero muchísimo mi vocabulario para dar un mejor ejemplo a mi pequeña hija. Ciertamente, cuando me lastimo un dedo, lanzo algún improperio. Pero nunca de tan grueso calibre.

En fin. No estoy en posición de juzgar. Pero si puedo emitir mi opinión rechazando la doble moral de quienes pretenden pedir respeto y lo hacen a palos, expulsando groserías, y lo que es peor PRETENDIENDO HABLAR POR TODOS LOS GUAYAQUILEÑOS. Manifiesto mi rechazo a ese proceder que desdice completamente la labor que quien preside la Casa del Hombre Doliente, cuya loable labor no justifica la prepotencia, la grosería, la doble moral.

 Seguir leyendo... (173 words, estimated 42 secs reading time)

Isla Santay: paraíso ecológico

El Gobierno Nacional firmó un decreto para declarar como Área Nacional de Recreación a 2.214 hectáreas de la Isla Santay y la del Gallo, las que se incorporarán al Patrimonio de áreas protegidas del Estado. Con esto se busca convertir a Guayaquil en un paraíso ecológico, dados los inmensos recursos naturales que hacen de nuestra Perla un lugar privilegiado: con un manso río que la abraza de norte a sur, un brazo de mar que se interna en la ciudad, mangles, bosques secos, cerros, especies endémicas, aves migratorias. Hay muchas razones para amar a Guayaquil. Quien nació aquí inevitablemente se embriaga de su atmósfera, se identifica con su gente, se siente dueño de cada centímetro cuadrado huancavilca. Por ello muchos salieron a marchar el día jueves. Supongo -y espero que así sea- que es ese amor a la ciudad el que motivó a los ciudadanos a reclamar supuestos derechos. Ahora que el Gobierno toma esta medida, sintamos que se nos devuelve un tesoro, esa isla llena de maravillas naturales que bien vale la pena se convierta en un nuevo refugio, un destino, un recurso.

 Seguir leyendo... (484 words, estimated 1:56 mins reading time)

No fumarás

Cuenta la leyenda en el Génesis, que Dios puso al hombre y a la mujer en un Edén paradisíaco, un jardín impresionante lleno de frutas y flores maravilloso. Entonces Dios les dijo: “podrán disfrutar de todas los frutos de este jardín, excepto el árbol del bien y del mal”. En las traducciones subsecuentes, se interpretó este árbol como un manzano. ¿Pero no sería más lógico pensar que era un arbusto de cannabis? El consumir el árbol del bien y del mal abre los ojos al conocimiento. Tal y como sucede con aquella yerba malsana inspiradora, que hace escuchar los colores y percibir los sonidos como nunca antes. Pero mi artículo no quiere tocar este punto de ninguna manera. Solo fumo tabaco, y de esto es que voy a hablarles hoy:

 Seguir leyendo... (735 words, estimated 2:56 mins reading time)

Fiesta en beneficio de damnificados de Esmeraldas chiquito

Como servicio social ineludible, presto gustosa este espacio de mi blog para que la Srta. Danna, más conocida en el mundo del hampa internet como La China Bella, haga la siguiente convocatoria, segura del generoso corazón de los guayaquileños que me leen:

En días pasados en la ciudad de Guayaquíl una gran tragedia aconteció en la comunidad de esmeraldas chiquito, sur de La Perla… Específicamente Isla Trinitaria. Un gran incendio arrasó con más de 108 casas de gente humilde, de escasos recursos. Seres humanos como ustedes o como yo. Personas que trabajaron para ganarse con el sudor de su frente lo poco que perdieron.

 Seguir leyendo... (487 words, 1 image, estimated 1:57 mins reading time)

Defensa personal

La evidente ola de delincuencia que azota a Guayaquil y en general al Ecuador ha quitado al parecer la tranquilidad de todos allá en mi pequeño y entrañable país. No son percepciones ni amarillismo de la prensa, para demostrarlo, a pesar de ser una muestra reducida, casi todos los twitters que sigo últimamente han sido víctimas del hampa: @Pitonizza, @Guillermex, @Dhanna, entre otros cuyos nicks no recuerdo, reportaron en su momento las diversas formas en que han sido robados, intimidados con armas de fuego o armas blancas, a cualquier hora del día, en sitios antes no considerados zonas rojas. Como una forma de ganar seguridad, aunque sea mínima, está la defensa personal, recurso al que hay que acudir en caso de ser necesario.

 Seguir leyendo... (529 words, estimated 2:07 mins reading time)

Delincuencia en Guayaquil

Los niveles de inseguridad en mi queridísima Perla se han vuelto insostenibles. Lejos quedaron las épocas en que era posible contestar un sms a bordo de un bus, o en la calle, o contestar el celular en la vía pública. El exhibir el teléfono más humilde puede volvernos blanco de pillos que no tienen el mínimo respeto por las mujeres, la edad, condiciones de embarazo, o el que una lleve un bebé en brazos. El retirar dinero del banco, aunque sean cantidades relativamente pequeñas, es un acto kamikaze del cual salimos librados por designios de la suerte. Una vida no vale 800 dólares. Hasta por mucho menos que eso los sacapintas te amedrantarán. Ya no son solo los arranchadores a los cuales es posible evitar estando alerta. Ahora están los asaltantes, potenciales asesinos que encañonan, acuchillan, y a veces… matan. El sistema de rehabilitación penitenciario no funciona, constituyendo verdaderas “universidades” para especializar criminales (honrosas y escasas excepciones), y la falta de valores cívicos, de urbanidad, morales, familiares, espirituales, solo empeoran la situación.

 Seguir leyendo... (802 words, estimated 3:12 mins reading time)

Mini post: Repudiable regionalismo

Interrumpo mi descanso sabatino con la indignación que me produjo conocer la noticia que apareció en EcuadorInmediato: empleados de Vachagnon utilizaban el tricolor patrio para recoger desperdicios. Siento el mismo rechazo como la ocasión que la bandera de Guayaquil fue quemada.

Actitudes de este tipo apuntan al separatismo, el cual solo obedece intereses particulares, ese patrioterismo y pseudocivismo de quienes señalan al mañana reelecto presidente Correa como “odiador de Guayaquil”. Esto constituye una simple réplica borreguistica de quienes verdaderamente se ven afectados: los cabecillas de las llamadas “fundaciones” que atraen el dinero del pueblo a sus propios bolsillos. Y pensar que hay quienes ilusamente creen que el presidente odia a Guayaquil, repitiendo frases vacuas como “de qué te ríes Correa”.

 Seguir leyendo... (287 words, estimated 1:09 mins reading time)