Image

Archive for hechizos

Las malentendidas brujas

Las brujas somos reales, existimos, pero no somos como lo que han descrito por ahí. Las brujas de hoy pasamos desapercibidas en las sociedades en las que nos desenvolvemos. Algunos curiosos detectan nuestros inusuales intereses o habilidades adivinatorias —en mi caso, esporádicas—. Otros se sienten fascinados por uno que otro aspecto brujeril. Y nunca faltan los que se espantan por nuestra constante blasfemia de pretender adorar a una diosa interna, la diosa que vive dentro de cada bruja, en lugar del dios impuesto hace poco tiempo por algún emperador.

 Seguir leyendo... (489 words, 2 images, estimated 1:57 mins reading time)

La casa de una bruja

Empecemos por el jardín. El jardín de una bruja, por lo general está encantado. Ahí la bruja pasa horas podando, quitando maleza, arando la tierra con sus manos, sacando con cuidado los gusanos que ahí laboran, regando con agua y palabras las plantas. Plantas medicinales. Cactus. Flores silvestres trasladadas a macetas hechas de botellones de plástico que tienen la suerte de convertirse en el hogar de una flor.

 Seguir leyendo... (421 words, estimated 1:41 mins reading time)

¿Cómo deshacer un amarre?

Mi condición de Pitonizza me hace recibir de cuando en cuando mails que solicitan imposibles. Transcribo parte del mail que recibí, protegiendo la identidad del remitente cambiando detalles, nombres y lugares.

“Hola Pitonizza, me gusta tu blog haces un gran trabajo para la comunidad. Quiero pedirte que me ayudes con un favor enorme. Mi esposo siempre fue amoroso, fiel y sincero, un padre excelente para qué… pero de un tiempo acá, su anterior esposa está influyendo en él, haciendo que él vaya donde sus otros hijos, y según me cuentan, él ha vuelto con ella. Ahora, él ya no me rinde como antes, siempre llega cansado, pero me niega tener algo con ella. Estoy segura de que ella lo ha amarrado, ¿cómo puedo deshacer ese hechizo?

 Seguir leyendo... (539 words, estimated 2:09 mins reading time)

Sígueme sígueme: el perfume

En un mail que llegó ayer a mi bandeja de entrada, me solicitaron el perfume del “sígueme sigueme” con las palabras textuales: “he leído que lo vendes a tus clientes. ¿me lo podrias vender?“. Este mail desencadena el post que van a leer a continuación…

La primera vez que escuché la expresión “sígueme sígueme” fue en mi época colegial, estoy hablando de más de 20 años atrás. Como chiquilla inexperta con los chicos, que como sabemos, cuando tienen 13 piensan, actúan y se comportan como niños, había un chico que me traía loca. Rubio como Xavier Serbia (de Menudo), este ejemplar masculino (a quien llamaré Matías) fue el conejillo de indias con quien experimenté todas las patrañas, brujerías, hechizos y encantos para atraerlo a mí. A la temprana edad de 13 años, comprendí que todo eso son patrañas inútiles.

 Seguir leyendo... (676 words, estimated 2:42 mins reading time)

La gitana del comisariato

Carmen, la gitana, está afincada en el comisariato del centro de Guayaquil. Por la módica cantidad de 10 centavos, te lee la mano. Al colocar tu mano en los puntos reflexológicos de la huella, la gitana robótica predicirá predecirá (ya no me perdonan ni la miopía) tu suerte, que será exactamente igual a la de la persona que habría ido antes que tú.

gitana

Justo a los dos costados de esta maquina, hay expendedoras de chicles y chocolates. Les recomiendo gastar ahi sus 10 centavos.

Me pregunto si alguien cree estas patrañas. (?)

 Seguir leyendo... (100 words, 1 image, estimated 24 secs reading time)