Image

Archive for vida

Reflexión de hoy

El cambio que ejerzas en tu vida influye a tu alrededor. Retoma tu verdadera esencia, la humanidad que roza con la divinidad.

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Una vida más pausada

Un día promedio de una persona promedio empieza a las 5 de la mañana, con el despertador cortando los sueños y gritando que te levantes a tu “realidad”. Debes preparar algo rápido para los niños, les sirves cornflakes con leche de colores, la dulce, porque sino, no comen, y no hay tiempo para discutir con ellos, así que les das lo que ellos te piden, un cereal con la figurilla del superhéroe de moda. Desayunas como puedes, sales a dejar a tus hijos al colegio, niños que deberían estar en sus camas durmiendo, se colocan en medio del tráfico a respirar smog desde muy temprano, se les roba su infancia, se los adoctrina, se los clasifica, se les educa para que aprendan a llenar formularios y ponerse en filas, se los pone unos contra otros a competir, se los discrimina. Pero si no los mandas al colegio, ¿quién los cuida? Tú no tienes tiempo de eso. Mucho menos tienes tiempo de cuestionarte el perderte la infancia de tus hijos por un trabajo rutinario, repetitivo, robótico. Además, si no van a la escuela, ¡luego no podrán conseguir trabajo! Perpetuándolo todo.
esclavo modernoEste trabajo puede ser en en una oficina, una fábrica. En cualquier caso, siendo una pieza más del engranaje, que sigue instrucciones, de 9 a 6, sin aportar nada, no es necesario, sabes lo que tienes que hacer y lo haces. Tú crees que te pagan a ti, pero en realidad tú estás alquilando tu tiempo. El trabajo controla tu tiempo. Tienes 40 minutos, en el mejor de los casos una hora para almorzar. No te daría el tiempo regresar a tu casa y preparar algo. Debes recurrir a los comedores que sirven en el ambiente viciado por una televisión que vomita las noticias de crónica roja, mientras te saturas con arroz con pollo hormonado y aliñado con aji-no-moto. O comes “al vuelo” algo, ni siquiera te sientas a una mesa. Comes parado. O si no, en el incómodo asiento de plástico de un McDonald’s. Regresas al trabajo, tu rutina, sin tiempo para contemplar nada ni hacer una buena digestión. Así, hasta la hora de la salida. Así de enero a diciembre, con breves espacios vacacionales donde las muchedumbres emigran por un par de días a hacinarse. Así desde los 18, 20, 25 años, sea la edad en la que te integraste a esta carrera de ratas, en laberintos corriendo por un pedazo de queso llamado sueldo, para luego entretenerte en una rueda sin fin llamada televisión, que no te lleva a ninguna parte pero que te da la ilusión de que viajaste a muchos lugares. Así hasta que tienes edad de jubilarte y que te releguen, ya cansado, a un hospicio, a un asilo, a mendigar. Ya no produces, ya no vales.

 Seguir leyendo... (1526 words, 4 images, estimated 6:06 mins reading time)

Obsesionada con la belleza

Hay una gran diferencia entre “estar obsesionada con” que “estar obsesionada por”. Mi obsesión y fijación por lo que es bello ha sido constante en mi vida. Estar obsesionada con lo bello es apreciar lo hermoso que nos rodea, sea esto arte, música, incluso otras personas. Estar obsesionada por la belleza en cambio es querer acaparar esa belleza para sí. Consume y acumula. Y dejar de vivir aquí y ahora por querer calzar en estándares ajenos. Y sufre por la apariencia, sin recordar que la apariencia física es temporal, que todo es efímero, que todo cambia, que lo que hoy es mañana no lo será.

 Seguir leyendo... (794 words, 3 images, estimated 3:11 mins reading time)

Amor en todo

Aunque parezca frase trillada de cancioncilla comercial, el amor es la respuesta a todos los problemas de la humanidad. El amor es un color que tiene infinitos grados, con adicionarle un poquito de compasión obtenemos solidaridad. Con agregarle unas gotas de apreciación conseguimos agradecimiento. En la colaboración encontramos otros matices de amor y soporte, trabajo en equipo por un beneficio en común. Todos estos valores son grados de amor, consideración, generosidad, respeto, apreciación y positivismo, la solución a los males de la humanidad.

 Seguir leyendo... (965 words, 1 image, estimated 3:52 mins reading time)

Mi definición de libertad

Con respeto hacia el entorno y los demás, y estando consciente de las responsabilidades que se generan al ejercer el uso de mi libertad.

Si gustas, deja una propina para este artículo.

No hables sobre lo que no te gusta

Trata de no pensar en un elefante. Ajá, por eso, no hables sobre lo que no te gusta. El hacerlo solo le da fuerza a esa realidad, la alimenta, la pone por doquier, la hace aparecer por todos lados. Desde que ya no me quejo del regetón ya ni siquiera sé cual es el “éxito del momento”. Igualmente, no tengo que quejarme del fútbol, a nadie le importa que a mí no me gusta. ¿Para qué perder el tiempo pensando en eso?

 Seguir leyendo... (214 words, estimated 51 secs reading time)

Y para qué es que vivimos la vida

Con una de mis gatas, disfrutando de la vida.

Con una de mis gatas, disfrutando de la vida.

Una de las cuestiones que han sido omnipresentes en mi vida ha sido justamente la razón por la cual estamos vivos, o mejor dicho, estamos conscientes de que lo estamos. Es justo sabernos vivos, entes independientes que tienen la oportunidad de relacionarse entre sí, a diferencia de los otros animales de los cuales algunos ni siquiera se reconocen en un espejo. Los humanos somos los únicos -o al menos que yo sepa- que nos vestimos, modificamos nuestra apariencia, buscamos esa aprobación de los demás, reafirmar ciertas preferencias, expresar quienes somos por medio de nuestra imagen. Los seres humanos tenemos muchas maneras de buscarnos la vida, ya sea trabajando o aprovechándose de otro humano. Los trabajos que podemos hacer son tan variados como las culturas, habilidades, descubrimientos, servicios que podemos brindar, cosas que podemos cultivar, crear, confeccionar, inventar. Pero nada de eso aún contesta la pregunta ¿para qué vivimos?

 Seguir leyendo... (1272 words, 3 images, estimated 5:05 mins reading time)

10 formas de salirse del “sistema”

Para la palabra “sistema” propongo la definición “marco de ideas y estilos de vida políticamente correctos en los que un grupo de gente trabaja para otro”. No sé si esa sea el concepto del autor de esta viñeta que apareció hoy en mi muro y que tiene muchos matices para colorear y discutir.
top 10 ways to fuck system
Les paso a continuación mi traducción/adaptación al español.

 Seguir leyendo... (1682 words, 4 images, estimated 6:44 mins reading time)

  1. Compra en tu localidad, no a grandes corporaciones.
  2. Planta un huerto. Cultiva orgánico.
  3. Sé autosustentable. No dependas en tus comidas, agua y fuentes de energía.
  4. Protege a los niños. No los vacunes, mutiles ni mediques.

Enfrentando a tus demonios

¿Cuántos de nosotros nos pusimos el avatar de arcoiris en FB para mostrarnos abiertos y liberales, pero no contemplamos la posibilidad de que un ser querido se manifieste abiertamente gay? ¿Cuántos de nosotros condenamos la tala de árboles pero apoyamos la destrucción de plantaciones de cannabis? ¿Cuántas personas cambian de posición en cuanto al aborto cuando una de sus hijas adolescentes sale embarazada? ¿Cuántos nos decimos tolerantes siempre y cuando no nos toque a nuestras puertas uno de nuestros demonios?

 Seguir leyendo... (430 words, estimated 1:43 mins reading time)

Simplificando

No sé si sea un cambio cósmico, locuras pre-menopáusicas o simple efecto residual que empieza a cobrarme factura… el asunto es que hacía tiempo no me sentía tan bien y esto se lo atribuyo al haber dejado Facebook. Recuerdo cuando manifesté que mi adicción al Facebook se había salido de mi control. Dije que estaba harta de Facebook. Creo que hasta lo dije en Facebook. Pero una queja mas en Facebook es tan inútil como las marchas que están organizando por ahí para protestar contra a televisión basura. Una completa pérdida de tiempo, desperdicio de histrionismo, no necesito ir anunciando en Facebook ni en ninguna parte que voy a dejar Facebook. Paradójico que lo diga y lo publique en mi blog, que igual es una forma de decirle al mundo lo que estoy pensando, sin que me censuren los pezones. Pero qué digo, aquí tampoco puedo publicar esas cosas. A don Google no le gusta mezclar sus ads con los “botones del mal”.

 Seguir leyendo... (562 words, estimated 2:15 mins reading time)

Dinero vs. felicidad

Nuestro propósito en este mundo es ser felices. Buscamos la felicidad propia y de nuestros hijos constantemente. Solo que a veces buscamos en lugares inadecuados y de formas incorrectas o simplemente estúpidas. Pensamos que el dinero da la felicidad y por ello hipotecamos más de la mitad de nuestra vida a un trabajo agotador que aporte dinero constante para comprar esa felicidad que nadie vende. No es el trabajo lo que nos pagan. Nos pagan por nuestro tiempo, y ese tiempo es invaluable pues nunca volverá, no se puede retroceder, poner deshacer, tener otra oportunidad. Tarde nos damos cuenta de que la felicidad no la venden en ninguna parte. Que la publicidad nos ha engañado descaradamente. Que las tarjetas de crédito mintieron hablando de momentos felices a pagar en cómodas cuotas sin intereses. A ellos no les interesa la felicidad. Solo mantenernos endeudados, ese es su más alto interés. Es el sistema capitalista, que está bien, pues genera riqueza y trabajo, pero tiene una gran trampa: te hace creer que serás más feliz comprando cosas. Si te crees esa trampa capitalista, te tendrán trabajando y pagando para siempre.

 Seguir leyendo... (456 words, estimated 1:49 mins reading time)