Tendencias autodestructivas

  • Regodearse en la pena cerrando los ojos a las soluciones brindadas.
  • Revolcarse en los problemas negandose a tomar la mano que personas amigas le tienden.
  • Insistir en una relación patológica con una mujer posesiva y celópata.
  • Seguir en un círculo vicioso “no tengo tiempo para nada – tengo tantas cosas que hacer – no tengo tiempo para nada”
  • Adaptar cada relación a un patrón y seguirlo religiosamente a pesar del daño que se hace uno mismo
  • Sabotear las relaciones de una u otra manera para que terminen en fracaso y poder hundirse en la depresión de una ruptura.
  • Repetir los errores una y otra vez, errores que históricamente han costado una relación.
  • Desvelarse en una discusión inerte.
  • Desnudar los sentimientos develando cada detalle hecho por amor, dejando la cursileria en evidencia.
  • Enamorarse de un ser que podría ser tu hijo, sabiendo que pronto se fijará en chicas jóvenes, lozanas y tetonas.
  • Desmentir los falsos romances que una se inventó para hacerle sentir celos.
  • Hacer oídos sordos a los consejos o sugerencias para salir de los problemas.
  • Discutir offline adivinando si seguimos del otro lado del monitor, es como darle palazos a una piñata, a ciegas, sin saber qué hay y a dónde golpear.
  • Etiquetar como “amor” una obsesión por el sexo desenfrenado y sin compromisos para no sentirse tan puta.

¿Alguna otra cosa que quieran agregar?

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 15 times, 1 visits today)

(Visited 15 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

Los comentarios se han cerrado.