Terremotos: medidas cautelares

Tras la devastación en Haití y el reciente desastre ocurrido en Chile, es evidente que debemos prestar atención a las medidas de prevención y acción a tomar en caso de grandes sismos. Cierta “beata” dijo que al Ecuador no lo destruirán desastres naturales sino los malos gobiernos. ¡Pamplinas! Ecuador está situado en una zona altamente proclive a sismos y terremotos, tenemos volcanes activos que nos vuelven especialmente vulnerables a los terremotos, así que más vale ser precavido y tener ciertas precauciones importantes. La madrugada de hoy, la costa ecuatoriana tembló, un sismo de 5.1 grados en la escala de Ritcher alarmó a la población de Manabi y Guayas. Ya en alguna ocasión la ciudad de Bahía de Caraquez sufrió un fuerte sismo. Personalmente le tengo pánico al más leve movimiento telúrico, sin embargo, no hay mejor arma contra el miedo que el conocimiento:

Antes del terremoto:

  • Es imposible predecir fechas y lugares exactos del próximo movimiento terraqueo.
  • Reconoce los lugares seguros de los lugares donde habitualmente te encuentras y sus correctas vías de evacuación en caso de necesitar salir en una emergencia.
  • Ten a mano siempre una provisión de alimentos no perecibles, ropa cómoda, abrigos, linternas y radios con suficientes baterias. También es indispensable tener bidones de agua potable, que siempre escasea en caso de emergencias.
  • También haz una lista de teléfonos de emergencias y mantenla en un lugar visible y de fácil acceso en tu casa.
  • Instruye a tus hijos sobre cómo actuar en caso de sismo. Enseñales los lugares seguros de la casa por ejemplo bajo escritorios fuertes y lejos de elementos que pudieran caerles, como repiseros o libreros que pudieran caerles encima.
  • Puedes hacer simulacros con tu familia para evacuar la vivienda. Coloca elementos que obstaculicen las salidas simulando un desastre e instruye a tus seres queridos sobre donde apagar la electricidad y los conductos de gas.

Durante el sismo

  • Manten la calma. Es lo más importante.
  • Si te encuentras en un lugar público y atestado de gente, procura no alimentar el pánico, no correr ni gritar.
  • Aléjate de cables y tendidos eléctricos.
  • ¡No uses ascensores!

Después del sismo

  • Actúa como lo ensayado en tus simulacros.
  • No lleves contigo objetos de valor como joyas u otros que pudieran impedirte movilizar con rapidez.
  • Evacúa tu casa
  • Sigue las instrucciones de la Defensa Civil, Cruz Roja y Bomberos.
  • Actualizate con la información utilizando tu radio a baterías.
  • Mantén la calma durante las réplicas, que son los temblores más leves, pero bastante frecuentes que se dan tras un terremoto.
  • Si estás en posibilidad de hacerlo, unete al cuerpo voluntario de rescate, para ayudar a buscar a personas desaparecidas, pues algunas sobreviven bajo los escombros y solo esperan que alguien las salve.
  • No difundas leyendas urbanas ni cuentos de “esto es castigo de Dios”, “antes no había tanto terremoto”, “los mayas tenían razón”. Hay personas sugestionables que podrían reacccionar muy desfavorablemente ante este tipo de comentario. No digas esas cosas ni en broma.
  • Si tienes acceso a Twitter, sigue los canales de búsqueda que se hayan creado para tu región y retwittea la información de manera de poder llegar a más personas. Procura verificar los datos, para no hacer eco de mensajes en broma que gente sin escrúpulos podría empezar a twittear.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Interesante, cómo vivo en una ciudadela cerrada voy a decir al cómite tus ideas y sugerencias de llevar a cabo un simulacro o establecer lugares seguros. Otra recomendación que también voy a poner en práctica personalmente es tener alimentos no perecibles, linternas, pilas, sabanas, agua y medicinas básicas en algun contenedor (venden unos baratos en cualquier hyper market o picca)por cualquier eventualidad y revisarlo cada cierto tiempo no sea q cuando lo necesitemos las cosas esten caducadas.
    Por otro lado me molesta bastante que inclusive en los diarios pongan títulos tan estupidos como la IRA DE DIOS, creo que no se debería llamar así a lo ocurrido, simplemente son desastres naturales que al vivir en sitios propensos a estos pasan, lo único que se puede hacer es estar PREPARADOS y luego de estos mantener en lo posible la CALMA para no ser presa del pánico y pasar estas energías a los demás familiares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *