Venciendo la escasez: la magia del dinero

Nuestros países tercermundistas históricamente hemos vivido sedientos junto a la fuente. En países orientales, que se levantan sobre rocas inertes donde no nace ni un pedacito de monte, las industrias proveen de comodidad económica a sus habitantes. Otros países, como Alemania, que quedaron destruídos por la guerra, ahora son del primer mundo, adelantados y progresistas. ¿Qué nos pasa a nosotros?

Nuestras tierras son fértiles. En un territorio tan pequeño, tenemos una biodiversidad enorme. Teóricamente todo ecuatoriano debería estar bien alimentado, el clima generalmente es benevolente (digo generalmente, porque estos meses han sido duros). Sin embargo, el consumo percapita de calorías es terriblemente bajo. Tampoco hemos sido asolados por guerras masivas que hayan destruido nuestras ciudades. Pero, seguimos en el subdesarrollo. ¿Qué nos pasa?

No voy a analizar la corrupción, que es el jinete número uno del apocalipsis ecuatoriano, causa y consecuencia de la mentalidad del “sabido”. Eso da para otro post… En este artículo, quiero enfocar la actitud que por lo general tenemos en cuanto al dinero..

  • Desde pequeños nos inculcan la mentalidad de la escasez. Siempre escuchabamos, al pedir un juguete innecesario: “No hay plata para eso”, cuando la respuesta debía ser: “eso es innecesario, prefiero usar la plata en otra cosa”.
  • Otra palabra que decreta escasez es “gastar la plata”. Gasto me recuerda desperdicio. Prefiero decir “uso la plata”, “invierto el dinero”.
  • También existen actitudes que “merman” la economía al minimizar el dinero diciendo “hoy cobraré una platita”, “mañana me pagan un billetito”, “me salió un trabajito”. Mal, mal… así, subconscientemente nos limitamos.
  • “Me conformo con $250”, “Un sueldo de $200 está bien”… respuestas erradas a la típica pregunta de las entrevistas de trabajo: “Aspiración salarial”. Pitonizza diría, tengo una hija, a quien saco adelante yo sola, con la ayuda de su padre, quien no vive conmigo. Soy madre soltera, nadie me mantiene, lo que cargo puesto me lo compré yo… asi que mínimo necesito $500 fuera de alimentación y transporte… Mis habilidades profesionales lo valen. Bueno, no respondo eso, porque realmenten no soporto trabajar en condición de dependencia, aunque hubo momentos difíciles en los que busqué trabajo, y con carpeta manila en brazo, me disfracé de “ejecutiva eficiente”. Sin embargo, como no estoy preparada mentalmente para ser empleada de nadie, nadie me dio el empleo. Por el contrario, cuando visito a mis clientes, el 99% me contratan, pues mi mentalidad es de “profesional independiente”.

Dios proveerá, es mi premisa. La vieja deuda de las tarjetas de crédito, va saldándose poco a poco, los intereses son duros, pero saldrán. Hay que pensar en la provisión de dinero como “el pan de cada día”, sin preocuparse demasiado por el mañana. Hoy he tenido lo que justamente necesité para vivir. No morí de hambre. Pude adquirir todo lo que necesité. Y el fin de mes, cuando deba pagar las cuentas, alguien me pagará lo que me debe, y cubriré mis deudas. No tendré que robar a nadie, ni perjudicar ni estafar a nadie. Es inútil hacerlo. Si estafo a alguien, el karma implacablemente me “cobrará” aquello, asi que prefiero evitarlo. Si un dependiente en un almacén me da mal un vuelto, se lo hago saber y se lo devuelvo. Claro, si el cajero (ATM) me da diez dólares de más, supongo que es un premio del destino, ni modo que los introduzca por la ranura para devolverlos :). Y sí me ha pasado… 20 dólares cortesía del Banco de la Perla. Seguramente algún favor especial que le hice a alguien en el pasado, me fue recompensado por ese error del cajero automático, pues no creo que Guillermo Lasso se haya ido a la ruina por esos veinte dólares que me regaló el cajero.

El dinero, al igual que las emociones, se relacionan con el agua. El dinero se conoce como circulante, porque fluye en cuanto lo dejamos fluir. Como el agua. Asi de fácil se puede desperdiciar. Pero acumularlo, en lugar de asegurarnos mucho dinero en el futuro, simplemente lo estanca, lo pudre. Eso me recuerda la parábola de los talentos. Quien no utilizó sus talentos, sino que los guardó, no fue visto con buenos ojos por su Padre, Dios. El dinero debe usarse, para brindarle beneficios a otrso. No satanicemos el dinero. Se ha malinterpretado la frase “los pobres entrarán al Reino de los Cielos”. A mi esotérico juicio, la Biblia se refiere a los POBRES EN PREJUICIOS. Si no tenemos prejuicios con el dinero, este llegará por uno y otro medio, las fuentes serán inagotables. “Pedid y se os dará”. Así que yo pido lo que necesito… Muchicientos mil dólares mensuales pagaderos a mi nombre, libres de gastos de transporte, alimentación e impuestos. Se los pido al proveedor más generoso, el que nunca falla, generoso, justo.

Pitonizza, ex chira.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 40 times, 1 visits today)

(Visited 40 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. El dinero no lo es todo, bueno es mi manera de pensar, pues lo que creo necesario si es el amor, pues a mi no me ha faltado el dinero, soy un hombre económicamente estable, pero en cambio me ha faltado amor; parece que somos la unión perfecta, usted necesitada de dinero en cambio desborda amor, yo estable pero sediento de amor.

  2. billete necesitamos todos la situacion de nuestro pais es por culpa de nosotros mismos.
    Adicto a leerte desde hace poco…

    o son buenos sentimientos o es muy lammer o me huele a troll mmm no se que en el aire

  3. Lo cortez no quita lo valiente y ser amable con una hermosa mujer, además de no ser tan laborioso, no quita que yo sea un hombre si es lo que quizo manifestar Hector.

    No estoy aquí ni para pelear, ni para demostrar nada simplemente quise entablar una bonita amistad y si hubiera como algo más pues que mejor, mi educación me hace ser lo que soy un hombre hecho y derecho que simplemente piropea a una dama, lo que lógicamente no existe en el Ecuador, ya que al primer indicio de educación atacan y descreditan sin conocer a las personas.

  4. Epa!!! punto de orden caballeros. Sin atacar ni caldear los ánimos. En Ecuador y en todo el mundo habemos hombres que si tenemos educación, estamos hechos y derechos y también piropeamos a las damas… Saludos… Pitonizza lo puede certificar…

  5. El punto de partida en esta cuestión es la voluntad de asumir la responsabilidad por el propio destino. Si tú misma no te ayudas, nadie te va a ayudar. A lo mejor existen Dios y la Virgen María. A lo mejor los santos católicos hacen todos los milagros que se les atribuye. A lo mejor los astros nos revelan el futuro. A lo mejor. Pero no podemos en serio basar la planificación de nuestro futuro en “a lo mejor”.

    Desechemos la fábula de que Dios hizo el trabajo como castigo por habernos comido la manzana en el paraíso. El trabajo fue precisamente lo que separó al hombre del simio. Y no hay otro camino para alcanzar lo que queremos sino dando todo de nosotros mismos en esfuerzo y capacidad, desde el panadero hasta el gerente.

    El mundo en el que vivimos no es el mejor, pero es el único que tenemos. Unos nacen en la Isla Trinitaria, otros en Puerto Azul. Y sin embargo, ni los unos ni los otros están exentos de la responsabilidad por su propia suerte. Así que demos todos a cada uno de nosotros lo mejor de nosotros mismos para alcanzar lo que queremos.

  6. Completamente de acuerdo, por ello nunca compro rifas, no juego en casinos, no creo en el azar para superarse. Creo en la constancia, la tenacidad y la perseverancia en el trabajo, haciendo lo que me gusta. Me gusta trabajar en lo que me apasiona, gracias a Dios ha sido así, por ello pongo pasión en lo que hago, mis clientes lo notan y me recomiendan. No puedo dejar de agradecer a Dios, en todo caso, mi blog no es la Constitución, por ello aquí siempre lo nombraré. Por cierto, el trabajo no es castigo divino, eso se lee en los stickers de los buses o en las camisetas estampadas “el trabajo es castigo”. ¡Refrán de vagos!

  7. aunque yo conozco algunitos de 3o y mas anios que son mantenidos por papa y mama digo yo, punto de orden gracias estamos hablando de dinero no de amor je!.

  8. Pitonizza, temo que no me expresé correctamente.

    Mi observación no va en contra de aquéllas y aquéllos que invocan al dios cristiano pidiendo que les ilumine el entendimiento o les fortalezca el ánimo, sino contra aquellos que cree que la novenita, la procesión o la lectura de cartas les exime de tener que trabajar a brazo partido.

    Sobre este tema hay muchísimo que comentar. Por eso, me circunscribo aquí a esta breve aclaración.

Los comentarios se han cerrado.